Agronews Castilla y León

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León ha mostrado su satisfacción porque el Gobierno central haya decidido reducir la presión fiscal en el sector agrícola, lo que beneficiará a 45.000 agricultores y ganaderos de la Comunidad.

Una medida que la formación naranja ya solicitó en sede parlamentaria para los profesionales del campo afectados por la sequía del pasado año y que la propia Junta elevó al Ministerio del ramo.

El partido liberal ha agradecido que la rebaja fiscal abarque también a aquellos sectores que se van a ver perjudicados por los efectos de la pandemia, sectores que están demostrando su importancia para garantizar el suministro de alimentos a todos los ciudadanos.

Desde Cs también ha mostrado su preocupación por que algunos operadores intentan bajar artificialmente el precio de los productos en origen, con el único objetivo de aumentar sus beneficios.

En este sentido, consideran que es necesario mejorar en transparencia a la hora de fijar los precios en origen y por ello ha propuesto que Ejecutivo y los Grupos Parlamentarios de las Cortes de Castilla y León trabajen para proteger el eslabón más débil de la cadena de valor: el productor.

El portavoz de Cs en la Comisión de Agricultura, David Castaño, solicitará que se apruebe cuanto antes el Decreto que habilite las ayudas para sectores como el ovino y el caprino, así como se articulen todos los mecanismos económicos y financieros adicionales para paliar las pérdidas del resto de los sectores.

Castaño también ha señalado que – dado el origen de la pandemia y las causas de mutación en el coronavirus – resulta indispensable apostar por un modelo ‘One Health’ que integre la protección de la salud humana, animal y vegetal.

“Tenemos que aprender de los errores: 6 de cada 10 enfermedades infecciosas que afectan a los humanos tiene su origen en la transmisión por animales (zoonosis). El Gobierno central debe trabajar en articular medidas en este ámbito y asegurar no sólo la seguridad en la cadena alimentaria, sino la sanidad animal para la fauna doméstica y salvaje”, ha explicado.

Por el último, el procurador por Salamanca ha destacado “la ejemplaridad de todos los eslabones de la industria agroalimentaria”, que con su esfuerzo garantizan que los comercios de alimentación y grandes superficies “tengan todos los días productos en sus estantes para el conjunto de la ciudadanía”.