Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • Valladolid es la provincia en la que se producen más robos, seguida de Ávila y León

El octubre del año 2013, el Gobierno central puso en marcha un grupo de 500 guardias civiles repartidos por toda España para hacer frente a un problema que no dejaba de crecer, especialmente desde el inicio de la crisis económica: los robos en explotaciones agrarias y ganaderas. Los equipos ROCA (Robos en el Campo), formados en Castilla y León, por cinco personas cada uno, se desplegaron por el territorio con un objetivo, darle la vuelta a la tendencia ascendente que tenían los robos en agricultura y ganadería. Desde el año 2012, el anterior a la puesta en marcha de los Equipos ROCA, hasta 2019, los datos estadísticos confirman un descenso en los robos en Castilla y León, del 56% y, si comparamos el cierre del año 2018 con 2014, el primero en el que los ROCA vigilaban, el descenso es del 36%. Una bajada progresiva año a año, salvo 2017, en el que se registró un leve incremento del 2%. Unos datos que adelantó en Es el Campo de Castilla y León el comandante de la Guardia Civil, Juan Carlos Espinosa, de la Oficina Periférica de Comunicaciones de la zona de Castilla y León.

Los datos estadísticos son los siguientes, en 2014 se produjeron 1.406 hechos delictivos, al año siguiente se redujo hasta 1.324, en 2016 bajó a 1.081, subió ligeramente en 2017 hasta 1.104 y el año pasado se cerró, por primera vez, por debajo del millar, situándose en 897.

Las provincias con más incidencia en los robos son Valladolid, con alrededor del doble, que las siguientes, Ávila y León (ha pasado de 203 robos en 2015 a 133, en 2018). Las que menos son Soria y Palencia  La provincia leonesa destaca por contar con el equipo ROCA más efectivo de la comunidad, con 44 detenidos en 2018, de los 135 totales. Con estos datos del año pasado, Espinosa no duda en asegurar que “la labor está siendo efectiva” porque, al descenso en el número de hechos delictivos, se suma otro dato: aumenta el número de detenidos desde 2015 hasta llegar a los 135 del año pasado. En el primer año de Equipos Roca se detuvo o investigó a 221 personas, en 2015 bajó a 115, 130 en 2016, en 2017 se detuvo a 126 personas y el año pasado, 135, 44 de ellos en la provincia de León.

 

Equipos cercanos

El portavoz de la Guardia Civil considera que el problema está “siendo contenido” y se va “en la buena dirección”. Los equipos ROCA el año pasado realizaron casi 2.600 entrevistas con agricultores, ganaderos, organizaciones agrarias, cooperativas, ayuntamientos, policías locales y personal de seguridad privada. Son personas cercanas a los agricultores y la confianza que se han ganado se demuestra en el aumento de las denuncias por robos y en la rápida comunicación de los sucesos. Cuando hace unos años, uno de los problemas de los robos era que el agricultor/ganadero no denunciaba lo sucedido por falta de confianza, hoy los hechos delictivos sí se denuncian. “La comunicación con todos los sectores es fundamental, los agricultores tienen los teléfonos móviles directos de los equipos ROCA, la comunicación es inmediata en cuanto hay cualquier incidencia o sospecha de personas en una zona”, aunque hay una APP que permite la comunicación inmediata, es a través del teléfono móvil, cómo se realiza casi siempre la información de incidentes o sospechas.  Además de esa cercanía, los ROCA también trabajan para que se intensifique la prevención con medidas pasivas como las alarmas, la colocación de dispositivos de geolocalización por GPS de la maquinaria más costosa o, incluso, de sensores de movimiento en caminos por los que no transita, normalmente, nadie más que el propietario de la explotación.

En otras zonas de España, los equipos ROCA han sumado drones a su vigilancia del campo, es el caso de Levante donde la problemática es mayor. En  Castilla y León, Espinosa destaca que estos equipos cuentan con el apoyo del resto de unidades de la Guardia Civil, como Seprona, Tráfico e, incluso, los helicópteros “en fechas en las que es más favorable cometer delitos”

 

Búsqueda de objetos robados, incluso por Internet

Los equipos ROCA, además, han aumentado “las inspecciones en los lugares en el que se vende el material que se roba: en tiendas de venta de segunda mano, en chatarreras, en mercadillos y también se investiga en Internet la venta de material agrícola de segunda mano”. Los servicios preventivos de los robos pasa también pro al elaboración de mapas delincuenciales para orientar el esfuerzo de las unidades y por controlas los accesos a las principales vías de comunicación.

Entre las recomendaciones que la Guardia Civil hace al sector primario, destaca la utilización de medidas pasivas como alarmas o sensores que permitan detectar movimientos sospechosos, además de las de denunciar siempre, no tocar nada en caso de robo o no hacer frente a los intrusos.

Entre los detenidos en este tiempo de equipos ROCA no solo hay ladrones, sino también algún profesional del campo que intentó estafar a la compañía aseguradora con denuncias de falsos robos.

Sección: