Agronews Castilla y León

Un informe publicado por All European Academies (ALLEA) destaca la evidencia científica sobre la seguridad de los cultivos editados genéticamente, así como su potencial para ayudar a aliviar los desafíos agrícolas presentes y futuros. A pesar de las evidencias sobre el valor de esta aplicación de la edición genética, a los científicos europeos les preocupa que la legislación comunitaria obstaculice la investigación, lo que haría que el continente se quedara atrás respecto a otras partes del mundo donde las regulaciones están más acorde con la realidad científica de estas nuevas tecnologías de edición genética.

Fuente: www.fundacion-antama.org

El informe es un resumen de las discusiones realizadas en el simposio público Genome Editing for Crop Improvement, celebrado en Bruselas en noviembre de 2019 y al que asistieron expertos científicos, responsables políticos, organizaciones de la sociedad civil y otras partes interesadas relevantes para evaluar y discutir el impacto de la Resolución de la Unión Europea sobre la investigación y el desarrollo en edición genética para el fitomejoramiento. Entre los temas incluidos en el informe se encuentran las implicaciones económicas y sociales de la edición del genoma para la mejora de cultivos, y los desafíos legales para volver a abordar la decisión judicial de la Unión Europea de 2018 por medios legislativos.

Los aspectos más destacados del informe incluyen lo siguiente:

  • La legislación europea debería estar orientada a los productos y no a los procesos de obtención.
  • Las ediciones específicas del genoma no presentan un peligro adicional para la salud ni para el medio ambiente. Son tan seguras o peligrosas como las plantas obtenidas mediante fitomejoramiento clásico.
  • Las continuas restricciones legislativas y políticas obstaculizan la adopción de cultivos más resistentes con una huella ambiental reducida.
  • Las barreras regulatorias hacen que los costes y la duración de las investigaciones sea tal que resulta inaccesible para  pequeñas y medianas empresas de investigación.
  • Las tecnologías avanzadas permiten la mejora de cultivos para que sean más resilientes a los entornos cambiantes, además de contribuir a la reducción de la huella ambiental en la agricultura.
  • La participación de las partes interesadas es importante en el proceso de formulación de políticas para la edición del genoma y debe incluir el seguimiento de las actitudes del público, los déficits de información y abordar las preocupaciones sobre aplicaciones específicas de la edición del genoma.

Más información en el informe completo de ALLEA.