Agronews Castilla y León

La Confederación Hidrográfica del Duero y la Sociedad Cooperativa General Agropecuaria, Acor, trabajan activamente para culminar el proceso de constitución de las 34 comunidades de usuarios de aguas subterráneas (CUAS) que se encuentran actualmente en formación. Así se puso de manifiesto en la reunión mantenida ayer, 21 de febrero, en la sede de la CHD, entre la presidenta del Organismo de cuenca, Cristina Danés, y el presidente de Acor, Justino Medrano.

Ambos organismos coinciden en calificar a estas corporaciones de derecho público como el instrumento adecuado para ordenar, controlar y planificar una explotación racional de los acuíferos de las masas de agua subterráneas en mal estado cuantitativo, tal y como exige la normativa.

En este sentido, desde la Confederación Hidrográfica del Duero se quiere transmitir un mensaje de tranquilidad a aquellos regantes cuyas comunidades están inmersas en un proceso administrativo para constituir CUAS, en relación al uso del agua de cara a la campaña de riego. La rotación de cultivos se permitirá dentro de la superficie declarada, controlando el volumen de acuerdo con los derechos inscritos, las previsiones fijadas en el proceso de planificación hidrológica y los consumos previos.

Por  otra parte, la presidenta  de  la CHD  ha  confirmado,  a petición de  Acor,  una próxima reunión con los presidentes de las comunidades de usuarios de aguas subterráneas cuya formación está más avanzada para ultimar este proceso.

Según los datos del Organismo, las 34 comunidades actualmente en proceso de formación se localizan en las masas de agua subterránea en mal estado de Tordesillas, Tierra del Vino, Medina del Campo, Los Arenales y Páramo de Cuéllar, las más explotadas de la cuenca.

 

Sección: 

Provincias: