Agronews Castilla y León

 

  • El objetivo es mejorar la circulación de las aguas y retirar especies arbóreas no autóctonas en cauce y riberas

  • El Organismo ha intervenido en los últimos nueve meses en los ríos Pisuerga, Carrión, Ucieza, Valdavia y otros arroyos secundarios, con un coste total de 800.000 euros

La Confederación Hidrográfica del Duero tiene previsto ejecutar hasta 2020 un presupuesto de 1.521.809 euros en diversas actuaciones para la mejora de las condiciones hidrológicas de cauces en la provincia de Palencia.

En los últimos nueve meses, el Organismo de cuenca ha intervenido ya en los ríos Pisuerga, Carrión, Ucieza, Valdavia y otros arroyos secundarios, con un coste total de 800.000 euros, con el objetivo de facilitar la circulación de las aguas y retirar especies arbóreas no autóctonas en cauce y riberas.

En el río Pisuerga, en Tariego de Cerrato, y en el río Ucieza, en Revenga de Campos, las labores se han centrado en la retirada de tapones de vegetación en cauces, árboles caídos inclinados o enfermos y sedimentos, así como vegetación no propia de ribera.

En el caso del río Carrión, los trabajos acometidos se han realizado en tres tramos: en Villamuriel de Cerrato, para retirar acarreos y sedimentos, mejorando el discurrir de las aguas; en Husillos, donde se ha recuperado el cauce principal del río y retirado la vegetación muerta y otros sedimentos; y en Palencia, en el camino de Vega Rosales, con la poda y desmoche de cinco chopos en cauce, de gran porte, con riesgo de caída o rotura de ramas.

Por su parte, en el río Valdavia, en Buenavista de Valdavia, se ha mejorado la capacidad de desagüe en un tramo a su paso por Arenillas de San Pelayo, además  de retirar sedimentos y vegetación muerta y la que no es  propia del río y su ribera.

También, se han llevado a cabo otras accciones de  conservación de cauces en los ríos Valdavia y Arroyo de San Román, en Viduerna de  la Peña; Arroyo de las Heras, en Heras de la Peña; el río Payo, en Payo de Ojeda y Arroyo de la Lama; río Buruejo, en Vega de Bur; Tarabás, en Perazancas en Ojeda: y en el  Arroyo Maderón, en Hermedes de Cerrato y Arroyo de Presuso en Foldada. En muchas de estas labores se procederá a la plantación de vegetación arbórea en las riberas.

Estas actuaciones persiguen, además de favorecer la circulación del agua como medida de protección frente a avenidas, la recuperación de la vegetación arbórea  de ribera autóctona que actúa como sumidero de CO2, contribuyendo así a minimizar el efecto invernadero.
 

Tags: 

Sección: