Agronews Castilla y León

El Consejo Regulador de la IGP ‘Cecina de León’ cierra 2021 con un balance muy positivo de la evolución de este producto certificado en el mercado. La producción y las ventas de ‘Cecina de León’ aumentaron un 20% a lo largo del año. Todo ello a pesar de la situación crucial que, como otros tantos sectores, ha atravesado el de los productos certificados con motivo de la situación sanitaria. Las industrias leonesas que elaboran y comercializan sus productos bajo el marchamo de calidad de la Indicación Geográfica Protegida ‘Cecina de León’ aportan a día de hoy a la economía leonesa más de 500 puestos de trabajo y un montante económico de 15 millones de euros.

La IGP, no obstante, no ha sido ajena a estos dos años convulsos que ha generado y sigue provocando la pandemia del COVID-19, que trajo consigo grandes cambios tanto en el volumen de producción como en las ventas.

Durante el primer año de crisis sanitaria, la IGP se vio inmersa en un grave problema de desabastecimiento de materia prima. Durante el segundo año, sin embargo, se ha registrado un periodo de grandes ventas. Esto se debe al incremento que se ha producido del turismo de interior y al aumento de las exportaciones.

De hecho, la creciente elección de productos de calidad por parte de los consumidores ha provocado una rotura de stocks de ‘Cecina de León’, una circunstancia que ha afectado a los clientes de las industrias del sello leonés y a los que la IGP quiere “pedir disculpas” con el deseo de “poder servir muy pronto con normalidad”.

Desde la IGP ‘Cecina de León’ reconocen que el producto certificado “gana cada vez más adeptos. El consumidor cada día se asegura más de adquirir un producto con marchamo, que garantiza un producto de calidad, saludable y avalado por estudios nutricionales. Solo si es IGP es Cecina de León”.

Tags: 

Provincias: