CCOO trabaja para amortiguar el impacto del plan de reestructuración que anuncia el Grupo SADA

Agronews Castilla y León

18 de mayo de 2017

sada

El grupo SADA, empresa especializada en la producción avícola, quiere poner fin a la actividad de la sala de despiece de Lominchar (Toledo). En el periodo de negociación CCOO de Industria defenderá el interés general de la plantilla, el empleo y medidas no traumáticas para los trabajadores y trabajadoras. En la provincia de Sevilla cerrará el centro de La Rinconada tras recolocar a todo el personal en Alcalá de Guadaira y en Valencia venderá la planta de Rafelbuñol, con el compromiso de mantener el empleo y las condiciones laborales.

El Grupo SADA, con nueve plantas y más de 1.900 personas en nómina, trasladó ayer a CCOO de Industria y a su sección sindical los términos del plan de viabilidad con el que pretende abandonar a corto plazo la senda de las pérdidas económicas que había acumulado y hacer viable la compañía. La medida más traumática la adoptará en Lominchar, donde tiene previsto cerrar la sala de despiece, una decisión que afectará a entre 160 y 200 personas. A ochenta trabajadores y trabajadoras les ofrece trasladarse al centro de Lleida. La planta toledana mantendrá la producción de productos elaborados y carne para salchichas.

En los periodos de consulta y negociación que se abran a partir de ahora CCOO defenderá el interés general de la plantilla, especialmente en materia de empleo. Antes de que se despida a parte del personal fijo de la empresa, este sindicato exigirá que se tomen medidas menos drásticas como poner fin a las horas extraordinarias y a los contratos mercantiles que prestan sus servicios dentro de la propia SADA.

El Grupo SADA también pretende cerrar la planta sevillana de La Rinconada y trasladar a la totalidad de los trabajadores y trabajadoras a Alcalá de Guadaira, localidad que se encuentra a quince kilómetros de distancia. Además, el grupo anunció a los sindicatos que tiene muy avanzada la venta del centro de Rafelbuñol (Valencia) a una empresa del sector y que se mantendrán todos los puestos de trabajo y las condiciones laborales gracias a la subrogación. CCOO vigilará las dos operaciones para que transcurran según lo previsto.

En cuanto a las inversiones que se compromete a realizar dentro de este plan de viabilidad, SADA comunicó que destinará no más de diez millones de euros a los centros de Alcalá de Guadaira, Lleida y Sueca (Valencia). Al resto de las plantas del grupo dedicará otros ocho millones anuales.



Share This