Agronews Castilla y León

Mas de 7000 temporeras marroquíes han quedado bloqueadas en Huelva tras el cierre de fronteras y la negativa de Marruecos a permitir el retorno, salvo la excepción de 7 mujeres.

Para CCOO es fundamental garantizar los derechos sociales y laborales de estas trabajadoras, y solicita la implicación de todos en la solución a esta situación excepcional, y apela a la responsabilidad de las empresas que las contrataron para la campaña fresera, responsabilidad que debe extenderse mientras se mantengan en nuestro país, dando cumplimiento a la Orden de la Contratación colectiva en Origen. CCOO ha planteado esta cuestión y su preocupación en las últimas reuniones de la Comisión Central de Flujos Migratorios, en la que están representadas las administraciones competentes, los sindicatos y las organizaciones empresariales.

Emilio Fernández, secretario general de CCOO Huelva, ha reclamado al Gobierno Central que “realice todos los trámites oportunos para que las trabajadoras temporeras puedan volver a Marruecos, su país de origen”. En este sentido, Fernández ha remarcado que “aunque su permiso de residencia se prorrogue hasta el 30 de septiembre, el trabajo para el que fueron contratadas en origen finalizará este mes, de no facilitar la vuelta a su país estas 7.000 mujeres sufrirán graves problemas ante la falta de trabajo, la falta de recurso y la posible falta de alojamiento, etc… por lo que urge que el Gobierno busque una solución diplomática ya que es un problema humanitario provocado como consecuencia de la pandemia mundial y que puede afectar gravemente a estas mujeres, en el plano emocional, familiar y económico”. El sindicalista también ha demandado a la Junta de Andalucía, que haga todas las gestiones que estén a su alcance para buscar una solución al problema que puede venir a partir del 30 de junio.

Finalmente, desde el sindicato se ha solicitado a la Dirección General de Inmigración y el Ministerio de Asuntos Exteriores se impliquen directamente con el Gobierno Marroquí, para que busquen la fórmula más adecuada para conseguir repatriar a estas trabajadoras, garantizando mediante las pruebas médicas necesarias que no portan el COVID-19 para evitar su expansión de tal manera que el gobierno marroquí pueda cambiar de criterio, acepte su repatriación y estas temporeras puedan reunirse después de tantos meses con sus familias.

Sección: