Agronews Castilla y León

CCOO de Industria ha presentado en Andalucía el documento con las propuestas acordadas por el sindicato en relación a la Política Agrícola Común en el horizonte 2021-2027, bajo la premisa de abogar por ‘Una política agraria europea acorde con las necesidades del sector y de la sociedad’.

El secretario general de la Federación, Agustín Martín, ha explicado que el motivo de hacer la presentación en Andalucía es poner en valor a la comunidad andaluza, “muy necesitada de estas ayudas”. Hay que recordar que de las 800.000 personas que trabajan en el sector agrario, más de 400.000 lo hacen en Andalucía.

La secretaria general de CCOO-A, Nuria López, ha explicado en ese sentido que el sindicato rechaza de plano el recorte planteado por la Comisión Europea de un 16% de las partidas de la PAC y de más del 26% en las políticas de desarrollo rural (FEADER), y ha adelantado que el impacto “puede ser brutal debido a que el sector agroalimentario es muy importante para Andalucía, más de 400.000 personas tienen en él su empleo y fuente de sustento y tiene un enorme peso en la vida de muchos pueblos”.

Frente a ello, López Marín ha abogado por que los planes estratégicos se diseñen y desarrollen a nivel regional, “no solo por la forma administrativa de nuestro país sino por la diversidad de nuestro territorio”.

Asimismo, el sindicato ha defendido que las ayudas de la PAC estén condicionadas a la creación de empleo estable y de calidad, con atención especial al impacto de género y a la incorporación de la mujer en plena igualdad, y sancione a quienes no cumplan los requisitos establecidos para ser receptor. “No es de recibo que el 80% de las ayudas quede en manos de un 20% de los productores, que las ayudas se den en función de las extensiones y que los trabajadores y trabajadoras sigan siendo los grandes olvidados”, ha puntualizado Martín.

En ese mismo sentido se ha manifestado su homólogo andaluz, quien ha señalado que una de las principales propuestas de CCOO en la materia es hacer visible lo invisible y que la precariedad laboral deje ser una seña de identidad de los trabajadores y trabajadoras del campo.

Los dirigentes han coincidido en ese sentido en la necesidad de aunar esfuerzos con gobiernos, organizaciones sociales, empresariales y patronales para llevar una única voz a Europa y exigir que se garanticen los recursos necesarios en el marco europeo para que las políticas agrícolas puedan cumplir su cometido.

López Marín ha anunciado que, precisamente con ese objetivo, el sindicato ha pedido una reunión urgente al gobierno andaluz para trasladarle las propuestas recogidas en el documento elaborado y ha tendido su mano para aunar esfuerzos ante unas negociaciones que no se auguran sencillas. “Los sindicatos queremos ser parte activa en las negociaciones de la nueva PAC desde el inicio por la importancia que esta tiene para miles de trabajadores y trabajadoras”, ha manifestado la dirigente, a lo que su homólogo en la Federación estatal ha añadido que “no tiene sentido que los representantes de los trabajadores y trabajadoras no estemos en el puzzle de la gobernanza de la PAC. Más que una exigencia sindical, debería ser una obligación constitucional”.

Sección: