Agronews Castilla y León

CCOO exige la aplicación del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 900 euros mensuales en el sector agrario, donde hasta el momento, no se está aplicando, lo que ha motivado la convocatoria de movilizaciones el próximo 21 de mayo en toda España, en el caso de Andalucía, en Sevilla.

El secretario general del Sindicato Provincial de Industria de CCOO de Córdoba, Rafael Morales, dijo que “es muy importante dejar claro que el salario que aprobó el Gobierno socialista antes de su disolución para todos los sectores, en el sector agrario no se cumple”. “Bien es verdad que el real decreto está un poco complejo y que hemos tenido un par de reuniones, hay otra convocada para el día 17, para aclarar este tema, pero los empresarios no están por la labor. Asaja, no está por la labor ni COAG está por la labor. Ellos consideran que todo es masa salarial cuando el real decreto hay partes que no las considera salario”.

“Consideramos que cualquier trabajador que entre a trabajar, tenga la antigüedad que tenga, tenga la categoría que tenga, independientemente del ciclo de trabajo, si trabaja el fin de semana o no, independientemente de si el puesto de trabajo tiene o no tiene complementos, su salario base tiene que ser 900 euros mensuales”, remarcó Morales quien insistió en que “vamos a exigir el cumplimiento de los 900 euros en todas las categorías del convenio”.

El responsable sindical explica que los sindicatos están planteando que haya un convenio estatal del campo, aunque por el momento la negociación está bloqueada por parte de los empresarios, que esperaban otros resultados electorales. “Hay que empezar a trabajar e intentar generar un convenio porque lo que queremos es que haya empleo justo y de calidad y eso significa olvidarse de la precariedad laboral, salarios dignos, mínimo los 900 euros este año, y que todo el mundo tenga derecho a trabajar en la primera industria de este país que la tenemos abandonada”. En este sentido, Morales destacó que “el sector agrario puede dar una cantidad de empleo impresionante pero no podemos permitir que existan los salarios que hay ahora”.

La aplicación del SMI no es la única reivindicación de CCOO para los trabajadores y trabajadoras del campo. “Queremos que el contrato sea por escrito, como lo tenemos establecido en el convenio provincial de Córdoba, que fue el primero que exigió que el contrato fuera por escrito; exigimos altas diarias en la Seguridad Social, como hacen el resto de empresas; que se facilite la acción sindical, que ni empresarios ni administración pública han querido dotarnos de recursos económicos para poner en marcha la figura del delegado provincial en materia de salud laboral y control del fraude; queremos que se cumpla realmente la igualdad de género porque las empresas y las administraciones se ponen la medallita de que somos feministas pero realmente no se cumple la igualdad de género y el campo es el sector feminizado donde existe mayor distancia entre hombres y mujeres y queremos que todas las jornadas sean declaradas. No es posible que tengamos el paro que tenemos en la provincia y que existan multitud, miles de jornadas, que no se declaran y eso es un fraude a la Seguridad Social”.