Agronews Castilla y León

Recientemente se ha realizado en el término municipal de Olost (Barcelona) un simulacro de actuación en caso de localizar un foco de Peste Porcina Africana (PPA) en jabalíes.

El objetivo del ejercicio fue evaluar la respuesta rápida ante una emergencia sanitaria con la detección y localización de ejemplares muertos, la señalización y extracción de muestras, y la retirada de los animales. Durante el ejercicio se ha contado con la participación de sesenta efectivos tanto del Cuerpo de Agentes Rurales como los Servicios Veterinarios oficiales del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación.

El ejercicio ha simulado la detección de un caso positivo de PPA de un jabalí localizado en el medio natural. A partir de esta coordenada se ha establecido la zona núcleo del brote en un radio de un kilómetro. También se ha establecido la zona de infección en un radio de seis kilómetros y la zona de vigilancia en un radio de 10 kilómetros.

En primer lugar, varias patrullas han señalizado los accesos a la zona núcleo ya partir de ahí diferentes patrullas y unidades del cuerpo han comenzado la búsqueda de animales muertos en 49 cuadrículas de 9 hectáreas cada una. Previamente se habían dejado tres ejemplares de jabalíes muertos en esta zona núcleo.




Agentes rurales de la unidad RPAS buscando jabalíes


Agentes rurales de la unidad RPAS buscando jabalíes

 

Miembros del Grupo Especial Canino (GEK9) han localizado el primer ejemplar en la cola del pantano de la Gavarresa, cerca del agua y tapado por vegetación. La Gaia, un perro del cuerpo especializado en la detección de cadáveres, ha sido la encargada de localizarlo.

Paralelamente, la unidad RPAS del Grupo de Apoyo Aéreo (GSA) del Cuerpo de Agentes Rurales ha encargado de peinar a vista de dron los espacios de cultivo y más abiertos, donde han localizado en un torrente otro ejemplar muerto.

Finalmente, en las zonas boscosas, varias patrullas han hecho batidas a pie donde se ha acabado encontrando el tercer ejemplar en un paso de fauna cerca de la carretera C-62.

Localizados todos los ejemplares, patrullas equipadas con medidas de bioseguridad se han encargado de balizar la zona, tomar muestras de los animales y proceder a su retirada. Dos ejemplares, dada la orografía y las dificultades técnicas de la extracción, se han retirado con la ayuda del helicóptero del Cuerpo.

Con esta práctica se ha querido poner a prueba la relación, coordinación e intercambio de información entre los servicios veterinarios, el Cuerpo de Agentes Rurales y el IRTA-Cres, y para poder hacer una estimación de los recursos humanos y materiales necesarios para estar preparados para dar respuesta ante situaciones de emergencia sanitaria por aparición de focos de PPA en jabalíes.

Cataluña es un territorio libre de la enfermedad, ya que no se han declarado focos ni en animales salvajes ni en domésticos.


La PPA entró al este de la Unión Europea a finales de 2014. Desde Rusia se extendió a los países limítrofes de Ucrania y Bielorrusia, desde donde se propagó a países de la UE. Actualmente, hay 15 países afectados en Europa, de los cuales 11 son miembros de la UE. El último país en verse afectado por la enfermedad fue Alemania. Este Estado declaró la PPA por primera vez el 9 de septiembre de 2020 a Schenkendöbern, Spree-Neiße - al land de Brandenburgo - con más de una treintena de focos afectando, de momento, sólo jabalíes.

La Peste Porcina Africana supone un riesgo importante para el sector y por ello los ejercicios de simulación son necesarios para garantizar una respuesta rápida, coordinada y efectiva ante la posible aparición de algún foco en Cataluña. Estar preparados para poder actuar rápidamente es un elemento clave para poder controlar y erradicar la enfermedad si nunca se detectara en Cataluña, aunque hasta ahora no se ha tenido ningún foco ni en animales salvajes ni en domésticos.

 

Medidas de bioseguridad y control

Desde la aparición de la Peste Porcina Africana (PPA) en Bélgica, en 2018, el Departamento de Agricultura no ha dejado de implementar actuaciones para mejorar el estado de la bioseguridad en las granjas y prevenir la entrada de la enfermedad en Cataluña. Desde el primer momento, el Departamento de Agricultura cuenta con un Plan de contingencia que establece las acciones inmediatas, a medio y largo plazo, destinadas a responder en caso de que la enfermedad se detectara en Cataluña.

En este sentido, para reforzar las medidas de vigilancia contra la Peste Porcina Africana, desde el 1 de enero de 2020 se han tomado 101.086 muestras de sangre para el control de anticuerpos y 29.138 muestras por PCR de ganado porcino y se han analizado 18 jabalíes encontrados muertos en el medio natural sin ningún indicio de muerte por disparo ni por accidente. Todos los resultados han sido negativos.

 

Una enfermedad que no afecta al ser humano

La peste porcina africana, que no afecta al ser humano, es altamente contagiosa y afecta a cerdo doméstico, jabalí europeo y phacochoerus africanus. Algunas formas del virus de la PPA, presentan un elevada virulencia, que se caracteriza por fiebre elevada, anorexia y hemorragias en la piel y los órganos internos pudiendo llegar a producir la muerte en unos 2-10 días. La mortalidad de la enfermedad puede llegar a ser del 100%.

La PPA es una enfermedad incluida dentro de la lista de enfermedades terrestres notificables de la Oficina internacional de Epizootias (OIE) y por tanto de declaración obligatoria.

Sección: