Agronews Castilla y León

El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Cataluña ha puesto en marcha la Campaña de la Sega, un plan operativo especial de vigilancia y de apoyo al mundo rural que pretende reducir el número de incendios forestales relacionados con los trabajos de la siega de cereales y minimizar los daños.

Este plan operativo se hace después de la campaña informativa y de formación que han realizado los agentes rurales a los profesionales del sector agrícola y los consejos comarcales, recordando sobre cuáles son las medidas preventivas obligatorias que deben disponer para la actividad agrícola y la necesidad de tener un correcto mantenimiento de su maquinaria y cómo actuar ante un conato de incendio con seguridad y eficacia, además de proponerles algunas medidas adicionales complementarias.

Los trabajos de la siega son una actividad agraria con riesgo de incendio, básicamente porque se llevan a cabo a temperaturas muy elevadas, humedades bajas y con una vegetación fácilmente inflamable.

La campaña operativa de la siega de este año consistirá en un control especial de esta actividad agrícola durante el período del 15 de junio hasta el 31 de julio en diez comarcas, englobando así casi el 67% de la superficie de cultivo del cereal de nuestro país. La campaña comprenderá las comarcas de Anoia, Bages, Conca de Barberà, Noguera, Segarra, Solsonès y Urgell, donde ya se llevaba a cabo hasta ahora este operativo, y este año se amplía en las comarcas de Baix Empordà, Alt Empordà y Gironès

Está formada principalmente por efectivos del Cuerpo de Agentes Rurales de las diez comarcas afectadas, con el apoyo de miembros del Grupo Especial de Prevención de Incendios Forestales (GEPIF) de Forestal Catalana y representantes de Agrupaciones de Defensa Forestal (ADF ), que también participarán en la vigilancia en función de su disponibilidad. Consiste en un despliegue operativo radial y en la realización de itinerarios diarios para intentar cubrir el máximo de territorio. También participa el Grupo de Apoyo Aéreo de los agentes rurales como una herramienta esencial para mejorar la detección de eventuales columnas de humo y la coordinación de los efectivos terrestres, así como también, en su caso, una primera intervención hasta la llegada de los equipos de extinción.   

 

Jornadas de formación previas

Aparte de este operativo específico de apoyo y de vigilancia, el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación tiene habilitada una página web con información sobre las medidas preventivas obligatorias que se deben adoptar y una serie de recomendaciones adicionales en la recolección del cereal para cuando el riesgo de incendio forestal sea alto, así como una serie de indicaciones de cómo actuar en caso de conato de incendio.

Previamente, el Cuerpo de Agentes Rurales ha llevado a cabo una campaña informativa y formativa que este año se ha extendido a las principales 23 comarcas cerealísticas de Cataluña, englobando casi el 95% del total de la superficie de cultivo del cereal del total del país , a través de charlas y jornadas de formación con el objetivo de tomar conciencia del riesgo de incendio que supone la actividad agrícola en determinadas condiciones meteorológicas y reforzar el conocimiento de las medidas que la normativa vigente establece y que hay que adoptar para reducir este riesgo de incendio durante las tareas de recolección del cereal, así como otros adicionales que se pueden tener en cuenta.

Paraleamente, también se han organizado encuentros con los diferentes consejos comarcales para compartir la normativa y las recomendaciones a los alcaldes a fin de mejorar la coordinación entre los diferentes agentes implicados, favorecer la reducción del número de incendios accidentales y poder minimizar los daños cuando se produzcan.

 

Reducción de un 80% de los incendios por la actividad de la siega

Esta doble campaña informativa y operativa de estos siete años y la gran implicación de los agricultores han hecho posible reducir considerablemente el número de incendios originados por la actividad de la siega. Así, en las siete comarcas cerealísticas sobre las que se ha centrado hasta ahora dicha campaña, se ha observado una tendencia muy positiva y reducir el número de incendios por esta causa más de un 80% desde 2012, por lo que se ha decidido ampliarla a las tres comarcas de Girona mencionadas.

Finalmente, teniendo en cuenta la proximidad de las verbenas de San Juan y de San Pedro y el hecho de que la meteorología actual ha demorado los trabajos de la siega, desde el Cuerpo de Agentes Rurales se recomienda no tirar ningún tipo de material pirotécnico cerca de terrenos agrícolas por el gran riesgo de incendio que puede suponer. Los agentes rurales también recuerdan, asimismo, la prohibición existente de lanzamiento de cualquier material pirotécnico en terrenos forestales y en la franja de 500 metros que los rodea.

Sección: