Agronews Castilla y León

Ayer, 22 de mayo, se ha publicado en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC), la convocatoria de ayudas al Plan de arranques de fruta de hueso , impulsado por el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) de la Generalidad de Cataluña. A partir de mañana, los productores interesados ya se pueden acoger y tendrán de plazo 20 días hábiles que computan desde el día siguiente de la publicación de la convocatoria en el DOGC, es decir, hasta el 18 de junio.

Podrán participar en esta convocatoria los productores de melocotón, nectarina, paraguayo y platerina que hayan hecho arranques de parcelas plantadas de estas especies desde el 1 de julio de 2018 hasta la fecha de publicación de la convocatoria o tengan previsto realizar -las hasta el 15 de mayo de 2020. La dotación máxima de esta convocatoria de ayudas es de 10 millones de euros para el período 2019 hasta 2020; la máxima superficie subvencionable para cada titular de explotación es de 3 hectáreas, y el importe máximo a recibir será de 5.000 euros por hectárea, siempre de acuerdo con las hectáreas totales solicitadas en el Plan.

Cabe decir también que el peticionario debe comprometerse a no plantar en su explotación árboles de las especies incluidas en el Plan, al menos en los cuatro años siguientes al arranque con ayuda.

El Plan

Este Plan de arranques de fruta de hueso 2019-2020 tiene como objetivo sacar del mercado 2.000 hectáreas de melocotón, nectarina, paraguayo y platerina; que debe contribuir a eliminar variedades obsoletas ya favorecer la viabilidad futura de las explotaciones. La previsión es que esto permita que salgan del mercado 80.000 toneladas de fruta de hueso, volumen que es lo que se dejó de exportar a raíz del veto ruso. Se trata de una medida estructural y menos costosa que si se tuviera que recurrir a una retirada extraordinaria, que tendría un coste anual estimado de entre 35 y 55 millones de euros.

A principios de año, el Departamento de Agricultura preguntó a los fruticultores si acogerían a un plan de arranque, ya raíz de aquella consulta ha recibido 800 peticiones de fruticultores correspondientes a cerca de 1.700 hectáreas. Con este superficie, se ha alcanzado el compromiso de una cifra cercana al 80% de la superficie total a arrancar para el primero de los dos años en que el Plan de arranque debería estar operativo.

La encuesta derivaba de un requerimiento del Ministerio de Agricultura para que en principio debía cofinanciar la ayuda, y reclamaba la certeza de que la medida sería efectiva. Finalmente, el Ministerio se ha negado y todo el Plan se financiará con fondos del Gobierno de la Generalidad.

La puesta en marcha de la ayuda al arranque de plantaciones de fruta de hueso para reducir el volumen de oferta es una de las medidas más destacadas del Plan de acción de la fruta dulce que el Departamento de Agricultura está impulsando desde hace más de un año, a petición de las organizaciones agrarias ante la situación de crisis estructural que afecta al sector del melocotón y la nectarina.  

El Plan de arranques es la última medida pendiente de aplicar los compromisos adquiridos con el sector hace un año, cuando se aprobó, de manera unánime, todo el Plan de acción de la fruta dulce; lo que constata que el Departamento ha cumplido de lleno y totalmente los compromisos adquiridos con el sector.

Sección: