Agronews Castilla y León

En los controles realizados a través del Programa Nacional de Control Oficial de la liberación voluntaria de organismos modificados genéticamente (OMG) del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se ha detectado la presencia de eventos modificados genéticamente que no están autorizados para su cultivo, en tres lotes de semillas de maíz que fueron introducidos para su cultivo en España a través de Francia.

Estos tres lotes contienen 2.189 bolsas de semillas que se habrían vendido por un operador nacional a varios distribuidores de las Comunidades Autónomas de Cataluña, Aragón, Andalucía y Extremadura.

El Gobierno de Aragón por mediación de la Dirección General de Calidad y Seguridad Alimentaria y el Centro de Sanidad y Certificación Vegetal ha notificado al operador responsable de la introducción las medidas que debe de adoptar y que pasan por:

•     La inmovilización y destrucción de la parte de los lotes no comercializados.

•    La solicitud de la información detallada sobre los agricultores que habrían recibido los lotes de semilla y la localización de las parcelas afectadas.

•     La destrucción del material vegetal de las parcelas en las que se hubieran cultivado los mencionados lotes.

•    Además, de la puesta en marcha de un plan de acción en el que se incluyen medidas adicionales como la vigilancia y el control sobre campos de cultivo próximos que pudieran resultar contaminados por la difusión de polen de las plantas modificadas genéticamente así como en otras parcelas de la misma explotación.

En Aragón, se habrían sembrado unas 1.335 bolsas de semillas distribuidas por ocho comercializadoras, que podrían suponer una superficie de siembra próxima a las 900 hectáreas  y afectan a unos 75 productores.

En este caso, es el operador nacional el que se debe de hacer cargo de la destrucción del maíz transgénico plantado que contiene trazas no permitidas e indemnizar a los productores. 

Tags: