Agronews Castilla y León

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha participado esta mañana en la 12ª jornada del cooperativismo agroalimentario que, bajo el título ‘Hacia la sostenibilidad económica y medioambiental del sector agrario’, ha organizado El Norte de Castilla en Valladolid.

El movimiento cooperativo tiene una importante extensión territorial y sectorial en Castilla y León, siendo esta Comunidad una de las más importantes de España en número de cooperativas y otras formas de asociacionismo. En ella se ubican 1.121 cooperativas, de las cuales 565 son cooperativas agroalimentarias y 556 son de explotación comunitaria de la tierra. Estos datos posicionan a Castilla y León en tercera posición a nivel nacional en estos indicadores.

Para el consejero, “estamos en un momento clave para el futuro de estas entidades, ya que estamos trabajando en la definición de los parámetros que configurarán la nueva PAC en España y en ellos las cooperativas han de tener un tratamiento especial. La nueva PAC se presenta con importantes cambios en la aplicación de las ayudas. Actualmente en nuestra Comunidad hay 800 cooperativas que perciben pagos directos de la PAC, si a esto le sumamos 200 Sociedades de Transformación (SAT) que también reciben ayudas, son en su conjunto 1.000 perceptores con un modelo de entidad de carácter social, que perciben más de 50 millones de euros en estas ayudas”.

“Es nuestra labor y en ella ponemos todo nuestro empeño, conseguir que las cooperativas ubicadas en Castilla y León sean tenidas en cuenta en esta negociación para que se garantice su futuro como beneficiarias de la nueva PAC ya que contribuyen a la modernidad en el sector agroalimentario. Por ello, vamos a continuar trabajando en la definición de la figura del agricultor activo, por un pago redistributivo que también compense a los socios de las cooperativas, por eliminar la degresividad en las ayudas asociadas y por el modelo de un ecoesquema único, también sin degresividad y que dé respuesta a nuestra agricultura. Y por supuesto, es vital para la Consejería que en la actual reforma se siga trabajando y avanzando en reforzar las estructuras asociativas y muy especialmente las organizaciones de productores y las interprofesionales y se facilite la incorporación de jóvenes a las entidades asociativas”, ha querido destacar Jesús Julio Carnero.

Apoyo de la Consejería al cooperativismo

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural tiene entre sus principales objetivos seguir impulsando medidas concretas de apoyo al cooperativismo ya que estas entidades han de jugar un importante papel en la regulación de los mercados en los que operan. Para ello, es necesario que tengan una mayor dimensión que garantice la concentración de la oferta y lograr así un mayor poder de negociación en la cadena alimentaria.

Por ello, se está dando un claro impulso a las entidades asociativas agroalimentarias prioritarias y sus socios de Castilla y León, que se centra en: reconocimiento de entidades de carácter regional y reconocimiento de socio prioritario. Estas figuras tienen un tratamiento diferenciado en las convocatorias públicas de ayudas, con acceso prioritario a las líneas de ayuda y con concesión de puntos que se traducen en una mayor intensidad de ayuda.

Además, la Consejería seguirá realizando convocatorias de ayudas para promover y fomentar la fusión de cooperativas y se va a seguir desarrollando el Plan Estratégico del Cooperativismo Agrario de Castilla y León 2019-2023, apostando por mejorar el dimensionamiento externo mediante alianzas y planes estratégicos y el crecimiento interno mediante el apoyo de la formación de los profesionales de las cooperativas y la introducción de nuevos productos y nuevos mercados. Así mismo, se va apoyar la incorporación de nuevos socios jóvenes y mujeres al sector cooperativo en el marco del Plan Agricultura y Ganadería Joven.

Importancia del cooperativismo

En Castilla y León hay actualmente 1.121 cooperativas del ámbito agrario. Estas entidades suponen un volumen de facturación de más de 2.866 millones de euros, agrupan a unos 48.000 socios y dan trabajo a cerca 3.200 empleados.

El cooperativismo de Castilla y León juega un papel importante a nivel nacional ya que, entre las diez cooperativas de primer grado con mayor facturación en España, hay cuatro de la Comunidad: Cobadú, Acor, Agropal y Copiso. Además, en el ránking global de cooperativas del país, incluyendo las de primer y segundo grado, entre las diez con mayor facturación, hay tres de Castilla y León: Cobadú, Agropal y Acor.

Sección: