José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

  • Jesús Julio Carnero ha participado en la sectorial de Agricultura celebrada esta tarde reclamando que se abran las ayudas asociadas a nuevos sectores y que se mantenga el tope por explotación, a percibir en ayudas de la PAC, en 100.000 euros

Como no podía ser de otra forma ante la cercanía ya del final de las negociaciones, la reforma de la Política Agraria Comunitaria ha protagonizado la sectorial de Agricultura celebrada hoy, 13 de octubre, que sirve de preparación al Consejo de la Unión Europea que se ha convocado para el próximo 19 de octubre y en la que ha participado de forma telemática el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero.

“La reunión del próximo 19 de octubre es enorme ya que en ella la presidencia alemana pretende llegar a un acuerdo dentro del Consejo de Ministros de Agricultura para que se pueda iniciar la negociación a tres con el Parlamento y la Comisión con el objetivo de que la reforma de la PAC pueda entrar en vigor el  1 de enero de 2023

ECOESQUEMAS

El debate sobre los ecoesquemas está siendo el gran protagonista en las negociaciones en las últimas semanas. “Falta por definir hasta dónde alcanzan y cómo. Es evidente que tenemos que ponerlos en marcha pero de una forma prudente, de tal forma que no debe representar más del 15% propuesto de los fondos del Primer Pilar de la PAC”, aseguraba Carnero que apostillaba “la PAC, y eso no se puede olvidar, es una política de rentas que compensa una parte de los ingresos que pierde el agricultor o el ganadero y que no recupera con los precios del mercado, si sólo nos apoyamos en objetivos medioambientales debilitamos la esencia clave de la Política Agraria Común que es esa compensación de rentas”

Castilla y León respalda la propuesta de Alemania de establecer un periodo transitorio en la aplicación de estos ecoesquemas que podría ser de dos años entre 2023 y 2024. “Con la nueva PAC se inicia un periodo de aprendizaje para agricultores y ganaderos, por lo que tenemos que dar la posibilidad a todos los profesionales de incluirse dentro de esos ecoesquemas pero también que si no se gastan parte de esos fondos puedan pasar a engrosar el pago básico del primer pilar”

CONDICIONALIDAD

En relación a este apartado y especialmente en lo que se ha dado en llamar la “condicionalidad reforzada”, Castilla y León propone que el presupuesto, pese a la petición de algunos países de incrementarse, debe mantenerse en el 5% del presupuesto del primer pilar que se planteó desde el inicio de las negociaciones. Además, el Gobierno Autonómico demanda que también los pequeños agricultores tengan que cumplir los requisitos reclamados en este apartado.

LÍMITE DEL IMPORTE DE LAS AYUDAS

El Consejero de Agricultura de la Junta de Castilla y León ha querido subrayar que comparte la idea de que se establezca un tope por explotación de 100.000 euros para cobrar como ayudas de la PAC

ASOCIADAS

Carnero ha reiterado que, estas ayudas se mantengan como en la actualidad e incluso se traten de ampliar a nuevos sectores. “Son muchas las ayudas asociadas que comparten buena parte de los requisitos con los ecoesquemas, por lo que se podría pasar en hacer un trasvase de fondos de ahí a estas ayudas que se destinan a sectores especialmente vulnerables y en zonas especialmente afectadas por la despoblación, por ejemplo”, afirmaba el responsable regional.

FEADER

Además, el consejero también ha dejado claro que los fondos Feader no sólo deben luchar a favor del desarrollo rural sino también contra la despoblación. Así, Castilla y León demanda que en la propuesta de Reglamento se establezca una cantidad adicional de fondos Feader para las regiones con problemas de despoblamiento. Esta financiación debería detallarse por Estado miembro y ser aplicada a las regiones cuya densidad de población esté muy por debajo (inferior al 50%) de la media europea (116 habitantes por km²).

Instrumento ‘Next Generation’

Al hilo de la reciente presentación por parte del Presidente del Gobierno del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural sigue reivindicando mayor protagonismo para el sector agrario y agroalimentario respecto a los fondos genéricos del instrumento ‘Next Generation’ y que se atienda las demandas que la Junta de Castilla y León ha transmitido al Gobierno de España en el documento enviado la semana pasada.

Tal y como ha matizado Carnero, “es un fondo que debe de ayudar más al sector agrario y que según el estudio del Gobierno de España no aparece significado”.

La financiación de ‘Next Generation’ destinada a Feader, es la única de este instrumento que obligan a cofinanciar, a diferencia del resto en la que la contribución europea a los proyectos irá al 100%. Además, la contribución al Feader es muy pequeña, tan solo un 1% (7.500 millones de euros de los 750.000 millones).

Hoy, Carnero ha insistido en estos dos aspectos claves para no discriminar a las áreas rurales: primero, la necesidad de incrementar la financiación global ‘Next Generation’ al Feader (más del 1%), y segundo, que la contribución a los proyectos sea igual para todo ‘Next Generation’ (al 100% también la que vaya al Feader).

Estrategia ‘De la Granja a la Mesa’

En el marco del Pacto Verde Europeo, y bajo el objetivo de conseguir un sistema alimentario equitativo, sano y respetuoso con el medio ambiente, en esta Estrategia, según la posición del Gobierno Regional, la Comisión Europea debería realizar estudios de impacto que justifiquen, o no, los objetivos de reducción previstos en temas de fertilizantes, fitosanitario, o incluso el incremento de la superficie de agricultura ecológica, antes de que se presente el texto o iniciativa legislativa prevista para 2023.

El consejero ha manifestado que “los objetivos planteados en esta Estrategia son muy ambiciosos pero no están justificados técnicamente, y estamos hablando que van a afectar a un sector, el agroalimentario, muy sensible desde el punto de vista de restricciones que indudablemente repercutirá a sus sistemas productivos”.

Y ha añadido que “la Comisión debería plantearse objetivos alcanzables, sin efectos perjudiciales a la hora de mantener la capacidad productiva del sector agroalimentario”.

Carnero ha apoyado la propuesta del Consejo de pedir a la Comisión una Estrategia para reforzar el cultivo de proteaginosas en Europa. El campo de Castilla y León responderá bien a esta demanda.

Conferencia Sectorial

El consejero también ha participado en la Conferencia Sectorial, posterior al Consejo Consultivo, donde se ha debatido sobre las subvenciones que aprobó el Estado por la situación de la Covid-19, dirigidas al sacrificio de porcino ibérico. La asignación fue de 10 millones de euros y viendo que aún hay margen de maniobra para seguir incorporando esas ayudas, desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se ha modificado hoy mismo la Orden de convocatoria para ampliar el plazo de presentación de solicitudes hasta el 30 de octubre.