El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, han escuchado hoy, 9 de octubre, en Valladolid a varios sectores afectados por los futuros aranceles que Estados Unidos aplicará  en las exportaciones en materia agroalimentaria. En la reunión han estado presentes Vitartis (Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León), las denominaciones de origen vitivinícolas de la Comunidad y la Federación Castellano y Leonesa de Industrias Lácteas.

Jesús Julio Carnero ha trasladado a los asistentes que desde el Gobierno regional se “tomarán las medidas de contingencia y coyuntura oportunas para impulsar la internacionalización dentro del Plan de Internacionalización Empresarial de Castilla y León”.

“Es una medida inaceptable y esperamos que tanto España como la Unión Europea muestren firmeza en las negociaciones que ahora se iniciará tras conocerse la intención de aplicar esos aranceles” ha asegurado Carnero

Abrir nuevos mercados pero también reposicionarse en Estados Unidos son algunos de los objetivos que se marca el sector agroalimentario de Castilla y León si esta situación avanza por los derroteros que se anuncian

“No queremos renunciar al mercado USA, ha afirmado el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, pero tenemos que trabajar en nuevas promociones para mejorar nuestra posición allí. Pero no podemos olvidarnos de mejorar nuestra posición en países como Suiza y México en los que nuestras erportaciones han crecido un 40% en los últimos años; Alemania también se presenta como una oportunidad… así que tenemos que aprovechar esas oportunidades”

Datos de exportaciones agroalimentarias a EE.UU.

El volumen total de los productos agroalimentarios de la Comunidad afectados por la subida arancelaria planeada por EE.UU. asciende actualmente a 31,7 millones de euros. De los cuales:

  • 20,3 millones de euros repercuten al sector del vino
  • 3,1 millones de euros al sector del queso
  • 2 millones de euros a legumbres y hortalizas, preparadas o conservadas
  • 1,9 millones de euros al sector del porcino, fresco, refrigerado o congelado
  • 1,8 millones de euros a crustáceos y moluscos, preparados o conservados
  • 1,2 millones de euros a embutidos y productos similares.