José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

Sin lugar a duda era de una de las grandes desconocidas del presupuesto de la Consejería de Agricultura y Ganadería, pero en la reciente comparecencia de Silvia Clemente ante la comisión de Hacienda de las Cortes de Castilla y León para presentar los fondos y las propuestas que su departamento ofrecía para 2015 salió a relucir lo que suponía para las arcas regionales la gestión de la PAC, dato que alcanzaba los 41 millones de euros.

De la citada partida 38 millones van dirigidos a la realización de todas las operaciones de gestión necesarias a lo que se suman los controles que imponen Bruselas en la normativa al respecto. En este sentido, conviene destacar como la Comisión Europea "obliga" a mantener un número de funcionados encargados de estos temas proporcional a la cuantía que se vaya a percibir y no se puede olvidar que en el citado 2015 las ayudas directas que llegarán al campo de Castilla y León a través de la PAC van a alcanzar los 923,8 millones de euros, siendo ese equilibrio analizado desde la UE de forma anual pues la Administración Regional tiene que remitir cada 30 de octubre esa información.

Buena parte de esa gestión se corresponde con los controles destinados a verificar los derechos de los beneficiarios y la legalidad de los pagos autorizados. Estos van desde los administrativos, a los que se realizan sobre el terreno o a los que se hacen con posterioridad a la realización de los pagos correspondientes, pero no se pueden olvidar los que realiza la auditoria interna o los del organismo de certificación, afirmaba Clemente en esa reciente comparecencia en las Cortes de Castilla y León.

A esta cifra y para alcanzar los 41 millones antes comentados se deben sumar los 2,3 millones que se van a destinar al mantenimiento y mejora de la calidad de los sistemas y aplicaciones informáticas empleadas en este complejo proceso. Aquí la Consejera de Agricultura y Ganadería destacó el esfuerzo realizado en el desarrollo de aplicaciones informáticas propias, de tal forma, por ejemplo, que Castilla y León será una de las tres únicas comunidades autónomas que mantendrá en España un "programa" propio.

Precisamente en ese sistema "made in Castilla y León" se han invertido, en los últimos 10 años, 23,5 millones de euros, pero su eficacia se ha visto reconocida incluso en Bruselas donde se habla de él como el mejor de España y entre los mejores de Europa.

Algunos datos ponen en evidencia el volumen de trabajo que acarrea la citada gestión pues se tramitan cerca de 90.000 expedientes de ayudas de la PAC, que comprenden más de 200.000 actuaciones distintas así como diferentes controles de campo que llegan hasta las 15.000 actas que afectan a más de 9.000 explotaciones.

Sección: