Agronews Castilla y León

Jesús Julio Carnero, consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León ha presentado hoy una batería de ayudas a los ganaderos de cochinillo, ovino, caprino, porcino ibérico y toros de lidia para tratar de paliar las pérdidas que ha provocado la pandemia del coronavirus.

“Vamos a poner sobre la mesa 8,25 millones de euros, que sólo son un paso más, no el definitivo ya que debemos esperar a ver como evoluciona el mercado y como quedan las ayudas al sector del vino que está a la espera de las decisiones que se tomen en Bruselas y al Real Decreto del Ministerio de Agricultura”, afirmaba Carnero.

Por lo que se refiere al cochinillo el Consejero de Agricultura ha subrayado que pese a pedirse este sector no ha recibido apoyos ni desde la Comisión Europea ni desde el Ministerio de Agricultura. Frente a esto Castilla y León va a poner en marcha una doble líneas de ayudas por un valor total de 2,65 millones de euros, de los que 2,3 se destinan a los ganaderos y 350.000 a los almacenistas que congelarán esta carne.

“El lechazo y el cabrito se ha beneficiado de ayudas al almacenamiento privado desde Europa y directas desde el Ministerio de Agricultura por un valor de 10 millones de euros, aunque no sabemos cuando le corresponde a Castilla y León pero se establece un topo por explotación de 1.200 euros. Desde el Ejecutivo Autonómico, ha aseverado Carnero, se van a aportar 2 millones de euros que podrían suponer unos 6 euros por cabezas para un máximo de 100 ovejas o cabras”.

En cuanto al ibérico, la ayuda de la Junta de Castilla y León va a alcanzar los 2,5 millones de euros hasta un tope por granja de 5.000 euros.

Quizás uno de los aspectos más novedosos es el apoyo que se va a dar a una ganadería como la del toro de lidia que en otras ocasiones ha quedado fuera de estas ayudas por su especificidad, pero que ahora es uno de los que más va a sufrir con el covid 19 al suspenderse la inmensa mayoría de los festejos. “Aquí las ayudas van a tener una doble vertiente, la primera técnica para lo que se va a abrir el Censyra (Centro de selección y reproducción animal), en León, para que se pueda depositar allí la genética de los distintos encastes; y la segunda, una ayuda directa por una cuantía de 1,1 millones de euros con un máximo por explotación de 5.000 euros”, ha concluido Jesús Julio Carnero.

El Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha querido subrayar que estas ayudas se suman  a los 1.333.000 euros de los préstamos concedidos hasta el momento por el Instrumento Financiero y 1.600.000 euros de los intereses de los préstamos de la sequía 2017, las explotaciones agrarias contarán con ayudas por valor de 11.183.000 euros. A lo que se une que la Consejería ha destinado 829.000 euros a campañas de promoción en medios de comunicación de productos tan importantes como el lechazo, cabrito, cochinillo, queso, vino e ibéricos, y que ha sumado 30.000.000 de euros más a la convocatoria en vigor para financiar inversiones a las industrias y cooperativas agroalimentarias, el sector agrario y agroalimentario recibirá un total de 42.012.800 euros.

Aún así, Carnero ha reivindicado, en rueda de prensa, más sensibilidad por parte del Gobierno de España en ámbitos tan fundamentales para Castilla y León como, por ejemplo, el del vino. Además reitera la petición a Europa para que aumente las ayudas a los mercados que se puedan ver más afectados por la situación del COVID-19.

Sección: