José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

  • Desde el último censo que contabilizaba 179 habría aparecido 10 nuevas mientras que tres habrían desaparecido.

Según el análisis y la información recogida por la propia Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el biólogo Mario Sáenz de Buruaga, director de la Consultora de Recursos Naturales, la geografía de Castilla y León contaría en la actualidad con 186 manadas de lobo, siete más que las contabilizadas en el último censo de 2014, como consecuencia de la aparición de 10 nuevas mientras que se habría dejado de tener constancia de la presencia de otras tres.

Todos estos datos y muchos más se pueden repasar en el libro ‘Lobos. Población de Castilla y León. Situación en España’, del biólogo Mario Sáenz de Buruaga, con el que pretende dar respuestas a algunos de los interrogantes que se plantean en torno a la especie y que hoy, 21 de diciembre, se ha presentado por parte de director general del Medio Natural, José Ángel Arranz.

Precisamente el responsable del gobierno autonómico ha querido destacar  como la mitad de los lobos que existen en la Península Ibérica se sitúan en la región castellanoleonesa. “Esta circunstancia nos obliga a un importante esfuerzo de gestión, complicada siempre, pero en la que siempre hemos buscado criterios científicos que, por ejemplo, son la base de nuestro Plan del Lobo.

el biólogo Mario Sáenz de Buruaga, que en la presentación del libro quiso destacar como el trabajo de campo ha sido realizado por los 578 agentes medioambientales y 106 celadores de medioambiente, así como por los cuerpos técnicos de los Servicios Territoriales de las nueve provincias y el técnico especialista de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

“Este libro es el resultado de dos años de trabajo, pretendiendo que en él la sociedad tenga una respuesta científica a muchas de las preguntas que surgen siempre con el lobo”, asegura Sáenz.

Así, en el libro se destaca como la población de lobos en Castilla y León habría aumentado un 20 % en una década, siendo especialmente común en la zona cantábrica, Montes de León y Zamora, aunque en términos relativos el mayor crecimiento se concentraría en las provincias de Ávila y Segovia. Además añadidas las manadas que campean la vertiente sur del sistema central por Madrid y Guadalajara, la fracción poblacional al sur del Duero prácticamente se habría duplicado, superando ampliamente las 30 manadas en la actualidad. Además, el lobo se habría reestablecido en el oeste de Salamanca.

Precisamente, Mario Sáenz de Buruaga quiso destacar la situación que se vive en Ávila donde el problema de la convivencia con el lobo es especialmente complicado, así, sólo en el año 2018, se han contabilizado más de 1.000 ataques

El último censo nacional 2012-2014 arrojó un resultado de 297 manadas de lobos en España, de las que potencialmente 191 campeaban Castilla y León, a veces a caballo con otras regiones. De ahí que el trabajo abordado en el censo regional de Castilla y León 2012-2013 permitiera localizar 179 de esas manadas, 152 al norte del río Duero y 27 al sur.  

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha continuado haciendo seguimientos permanentes de la población de lobo y ha puesto en marcha un sistema de recogida de datos, denominado ‘Infolobo’ que ha permitido localizar nuevas manadas en Castilla y León, lo que viene a constatar la paulatina expansión de la especie desde el censo, sobre todo al sur de la Comunidad, y refrendar su favorable estado de conservación general en España, gracias, en gran parte, a la población de Castilla y León.

De toda la información registrada en Infolobo destacan los datos relacionados  con la reproducción, y son ya 550 datos de detección directa de cachorros recabados desde el año reproductor 2012 hasta el 2017.

Sección: