José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

La organización agraria ASAJA Castilla y León ha hecho balance del año 2020 en una rueda de prensa en la que ha participado el presidente nacional de la organización, Pedro Barato, el regional Donaciano Dujo y el máximo responsable de la misma en Valladolid, Juan Ramón Alonso.

Dujo ha asegurado que el año se cierra con cuatro momentos principales para los agricultores y ganaderos: el primero, hasta marzo, con la reivindicación de rentabilidad para las explotaciones agrícolas y ganaderos con protestas en calles y carreteras; la pandemia, cuando los profesionales del sector abandonan la reivindicación para hacer “lo que había que hacer, asegurar la producción de alimentos para evitar el desabastecimiento”; en tercer lugar, ha situado a la “cosecha” que ha calificado, el responsable agrario palentino, como “buena”, bien de producción y calidad pero fallando la venta y los precios; y, finalmente, en cuarto lugar, una negociación de la PAC que deja al sector en una situación peor que la anterior, no se potencia la productividad, ni la profesionalidad de agricultores y ganaderos contando con, además, menos fondos

Tras ese balance general el presidente de ASAJA Castilla y León ha repasado la situación vivida en 2020 por los principales sectores agrícolas y ganaderos de la región empezando por el cereal para el que ha cifrado una cosecha final de 8,5 millones de toneladas a las que hay que sumar 1,5 más de maíz, lo que hace una cifra global de 10 millones que es el 40% del total nacional de 25 millones. Aquí ha lamentado la actitud de los especuladores en el inicio de la recogido lo que llevó a ASAJA a pedir prudencia en las ventas a los agricultores y retrasarlas lo que ha hecho que de los 140/170 euros iniciales por tonelada se haya pasado a los actuales 170/190.

Donaciano Dujo lamentó la bajada de superficie de remolacha  hasta las 18.000 hectáreas como consecuencia de la falta de rentabilidad del cultivo, en gran medida debida a la bajada de seis euros en el precio propiciada por Azucarera.  El otro gran cultivo de regadío, la patata, ha visto como superaba en superficie a la propia remolacha con 18.400 hectáreas, aunque también baja en relación a 2019, siendo, una vez más el precio, ha rondado los 0,10/0,15 euros por kilo de media, ha sido el gran caballo de batalla, mientras el tubérculo lo compra el consumidor por un valor de 1-1,5 euros por kilo.

Por lo que se refiere a la ganadería, desde ASAJA se considera que es el subsector que peor esta pasando la pandemia como consecuencia de los problemas de venta de sus producciones tras el cierre del canal HORECA. “Este hecho hace que Castilla y León cierre el año con 500 ganaderos menos y una reducción de la cabaña de más de 250.000 animales, especialmente de las razas ovinas, caprinas y porcinas”, aseveraba Dujo.

En cuanto a los problemas medioambientales, desde la organización agraria se destaca la problemática vivida con la Ley de Caza así como situación vivida con los lobos con más de 4.000 animales muertos cada año o el daño que generan especies como el jabalí en las parcelas o el peligro que supone para la sanidad animal.

Finalmente, en relación al Plan Hidrológico 2021 – 2027, Donaciano Dujo ha mostrado el su rechazo a las propuestas de la Confederación Hidrográfica del Duero. “No sólo no se permite ampliar la superficie regada sino que incluso quieren reducir la que lo hace con aguas subterráneas e incluso se quiere poner precio al agua”, criticaba el presidente de ASAJA.

LA PAC

Por su parte, Pedro Barato, presidente de la organización a nivel nacional, ha repasado la evolución de 2020 destacando el esfuerzo que ha hecho el sector para seguir alimentando a la población.

Además, se ha mostrado muy crítico con la posible nueva subida del Salario Mínimo Interprofesional, “En tres años ha subido un 33%, ¿quieren saber lo que han subido los productos agrícolas y ganaderos?”, se lamentaba.

Barato se ha mostrado crítico con la negociación de la Política Agraria Común y el Marco Financiero, “por mucho que traten de jugar con nosotros con euros corrientes o constantes, lo cierto es que casi hemos perdido una anualidad de la PAC en la nueva negociación. Sin olvidar, que cada vez nos lo ponen más difícil: menos fitosanitarios, menos fertilizantes… en resumen menos rentabilidad y productividad pero también menos ayudas, más requisitos frente a menos ayudas” recalcaba el presidente nacional de ASAJA.

“Los negociadores de Bruselas parece que han olvidado que la PAC es una política económica, que debería apoyar a los más profesionales, a los más rentables… y la han ido convirtiendo en una política social, algo que evidentemente no es” afirmaba Pedro Barato que aseguraba que quedaba mucho trabajo por hacer para tener el Plan Estratégico acabado antes de julio de 2021.

 

Sección: