Agronews Castilla y León

 

  • Las ayudas se pueden solicitar hasta el 23 de junio

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha visitado hoy los viñedos del municipio vallisoletano de Nava del Rey, dentro de la D.O. Rueda. Allí ha recordado que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural publica hoy en el Boletín Oficial de Castilla y León la Orden que convoca la ayuda para la cosecha en verde del viñedo en la Comunidad que afecta a la actual cosecha 2020.

Esta nueva ayuda se enmarca dentro del paquete de medidas extraordinarias que ofrece el Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE) 2019-2023, que se ponen en marcha en circunstancias excepcionales como en la actual crisis de mercado producida por la pandemia del COVID-19.

Carnero ha lamentado que tanto Bruselas como el Ministerio de Agricultura no hayan aplicado más fondos a apoyar al sector del vino que tanto está sufriendo con el cierre del canal HORECA como consecuencia del estado de alarma. Sin embargo, ha animado a viticultores y bodegas a aprovechar al máximo estas ayudas que se centran en tres líneas como son la destilación de crisis, el almacenamiento privado o la vendimia en verde, más teniendo en cuenta que el plazo de presentación de las ayudas acaba el 23 de junio.

Sin embargo, esa llamada el sector no ha sido óbice para que el Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural haya asegurado que la principal medida que recoge el Real Decreto como es la destinación de crisis a la que se van a dedicar 65 millones de un montante total de 95 millones está estructurada de tal forma que de los 2 millones de hectolitros que se pueden acoger a ella sólo 0,5 deben ser vinos acogidos a denominaciones de origen, lo que provoca que “el RD trate de forma desequilibrada a los vinos de DO frente a los que no lo están”. Señalar aquí que la inmensa mayoría de los vinos que se producen en Castilla y León están incluidos dentro de las 13 marcas de calidad con los que cuenta la región, 12 denominaciones de origen y una IGP.

Junto a esto, Carnero ha querido destacar que en la región castellanoleonesa no se puede llevar a cabo esa destilación, pues la factoría capaz tiene unas posibilidades muy limitadas, lo que hace que todo el vino que quiera beneficiarse de esta ayuda tiene que salir de Castilla y León, siendo insuficientes los apoyos al transporte que ha aprobado el Ministerio de Agricultura.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha querido reiterar la complicada situación que vive un sector que tiene buena parte del vino de la pasada vendimia en los depósitos y barricas mientras se acerca a pasos acelerados la nueva vendimia.

 

Sección: