Agronews Castilla y León

COAG Castilla y León, Amigos de la Tierra, Infor Europe y Plataforma Rural y Red de Semillas denunciaron hoy que la Comunidad ha acogido 40 de los 62 experimentos con cultivos transgénicos que se han llevado en España, ubicados principales en las provincias de Burgos, Zamora, Valladolid y Palencia, principalmente de remolacha.

Según un estudio realizado por Amigos de la Tierra estos campos experimentales ocupan parcelas de hasta 1.000 metros cuadrados y suponen un importante riesgo de contaminación para otros cultivos, sobre todo, porque es muy "difícil" conocer su ubicación exacta por la opacidad de los Gobiernos central y autonómico para facilitar la información. En este sentido, hicieron un llamamiento a la transparencia, como sucede en otros países, y evitar así que España y Castilla y León sean "un paraíso de los transgénicos", tal y como explicó la responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra, Blanca Ruibal. De hecho, este colectivo ha conseguido los datos para elaborar un mapa de los campos donde han desarrollado estos experimento una vez finalizados -el pasado mes de octubre- lo que agrava las consecuencias de la contaminación porque no se puede conocer su origen.

Por su parte, el secretario técnico de COAG Castilla y León, Prisciliano Losada, defendió que estos cultivos sólo benefician a las grandes multinacionales y no ofrecen ventajas a los productores, además de no favorece al medio ambiente y la agricultura social.

Estos colectivos, que presentaron hoy el mapa de ubicación de los campos experimentales, apuntaron que estos experimentos al aire libre "presentan elevados riesgos ambientales y sanitarios", al tiempo que acusaron al Ministerio de ocultar durante muchos años esta información. "La transparencia es imprescindible para que se produzca un debate serio sobre el uso de los transgénicos", recalcó Ruibal.

También señalaron que el 80 por ciento de las solicitudes de experimentación en España corresponde a empresas multinacionales, con Bayer a la cabeza (16 solicitudes), y la mayor parte de las registradas entre 2012 y 2013 de empresas biotecnológicas se ha producid en Castilla y León. Asimismo, España aglutina el 67 por ciento de los todos los experimento realizados en Europa.

El responsable de COAG subrayó la importancia del cultivo de remolacha en Castilla y León y dijo que los agricultores no quieren este cultivo transgénico. "Si se contamina nuestros cultivos tendríamos serios problemas para comercializar nuestra producción", sentenció. Y detalló que el riesgo de contaminación es "muy alto" en este caso ya que se trata de una planta cuyo polen alcanza grandes distancias.

El representante de Plataforma Rural, Jerónimo Aguado, insistió en que un medio rural "vivo solo es posible con una agricultura respetuosa con el medio ambiente, diversa y de pequeña escala". "Los transgénicos representan el modelo opuesto, solo benefician a las grandes multinacionales mientras los campesinos y campesinas tienen que abandonar el campo", agregó.

 

 

 

 

Sección: