Agronews Castilla y León

El Gobierno de Castilla-La Mancha, junto al sector del ajo, ha lanzado un mensaje de tranquilidad ante una campaña del ajo que se va a desarrollar con normalidad en la comunidad, en un escenario donde se cuenta en la región con un 65 por ciento de la superficie nacional cultivada y una previsión del 70 por ciento de la producción nacional.  
 
Así ha quedado reflejado en la reunión por videoconferencia de la Comisión Regional del Ajo, que el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, acompañada por la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce, ha mantenido esta tarde con las organizaciones profesionales agrarias, Asaja, UPA y COAG y Cooperativas Agroalimentarias, con la presencia de los representantes de las mayores empresas de ajo de la región, Coopaman, las cooperativas San Isidro el Santo o Santa Mónica, la Mesa Nacional del Ajo, la Indicación Geográfica Protegida Ajo Morado de las Pedroñeras y la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajos, ANPCA.
 
Castilla-La Mancha es líder europeo y nacional en superficie y producción. En datos, en 2019 se contaba con 1.476 explotaciones, un 17 por ciento más que en 2015, mientras que en superficie se ha aumentado hasta las 18.000 hectáreas, con un 41 por ciento más.
 
En estos momentos, no hay existencias en los almacenes y es una buena señal para una campaña optimista, con un producto de calidad que se está vendiendo bien, en un momento con el cierre de la frontera del ajo nacional chino, donde se esperan unos precios atractivos, por encima del coste de producción.
 
En este sentido, en el encuentro, ha resaltado Arroyo, ha quedado reflejado por parte de los propios productores que se han abierto nuevos mercados, “antes desconocidos para el ajo que se produce en la región” debido a la crisis sanitaria, dándose una oportunidad al consumidor para conocer el producto español.
 
En el encuentro se ha hablado también de la mano de obra en la campaña, que por el momento se está viendo cubierta, poniéndose en común los intereses de los empresarios y de los agricultores del ajo de la región.
 
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha querido lanzar el mensaje asegurando que en el sector las cosas se hacen bien y ésta es una “oportunidad muy buena para seguir dignificando el trabajo en el campo, con salarios dignos y cumpliéndose los derechos laborales y sociales y hacer la agricultura más atractiva para las personas que van a trabajar esta campaña”.
 
Y es que de las ofertas de puestos de trabajo abiertas, se están cubriendo mayoritariamente “encajando el interés del empresario con el trabajador” pudiendo compatibilizarse el cobro del subsidio con la labor agraria y su salario a través del Real Decreto 13/2020. En materia de movilidad de los trabajadores, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se ha ofrecido al sector del ajo los autobuses gratuitos para el desplazamiento de los trabajadores desde las localidades hasta las explotaciones.

 

Sección: