Agronews Castilla y León

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a destinar 1,4 millones de euros en ayudas directas al sector del vacuno de leche para paliar la actual situación de los precios y también la situación sufrida a lo largo del año 2020 y 2021 como consecuencia de la COVID-19.
 
Tal como ha informado la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, estas ayudas beneficiarán a las 164 explotaciones ganaderas de este tipo que existen en la región, que se encuentran activas y comercializan leche actualmente.
 
De este modo, ha explicado Blanca Fernández, las y los productores de leche podrán cubrir parte de esas pérdidas en un primer paso, pues el objetivo es mejorar la rentabilidad de un sector que tiene una gran importancia en la región.
 
La cuantía de las ayudas estará condicionada al tamaño de la explotación en función del número de vacas lecheras de más de 24 meses que tengan. De esta manera, los importes ascenderán a 4.000 euros para explotaciones que poseen entre 5 y 50 animales y que son 56; llegarán a 6.000 euros para las que tienen entre 51 y 100 animales, cifradas en 61 explotaciones; y finalmente, alcanzarán los 10.000 euros las 81 explotaciones con más de 101 animales.
 
Con la intención de agilizar al máximo el ingreso de las ayudas en las cuentas de las y los ganaderos beneficiarios incluidos en el Decreto, recibirán la ayuda de forma sencilla y directa sin ni quisiera solicitarla ni realizar trámites o papeleos.
 
“Sabemos que todo es poco, pero los esfuerzos que se hacen por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha son de justicia porque responden a necesidades objetivas que tiene el sector, que lo están pasando francamente mal”, ha dicho la consejera, quien ha añadido que “era un compromiso previo a la huelga de transporte, pero ahora todavía es aún mucho más procedente habida cuenta de la situación que se ha complicado todavía más al sector ganadero de la región y de España”.
 
Junto a estas ayudas, el Gobierno regional tiene previstas otras acciones muy importantes a medio y largo plazo que contribuirán a mejorar la genética animal, lo que, a su vez, redundará en una mayor rentabilidad para las explotaciones de vacuno, como son casi triplicar la aportación para las ayudas del control lechero, pasando de 100.000 a 285.000 euros; y el compromiso de elaborar una nueva línea de ayuda en el Programa de Desarrollo Rural 2023-2027.

Sección: