Castilla La Mancha defiende los beneficios ambientales de la agricultura de conservación en la lucha contra el cambio climático

Agronews Castilla y León

20 de julio de 2016

img 4432 copiar

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo quiere impulsar una asociación regional para aglutinar a los agricultores que aplican técnicas de conservación de la fertilidad de suelos en Castilla-La Mancha. Un anuncio que ha realizado durante la reunión que ha mantenido con agricultores de la zona en una finca de Tarazona de La Mancha (Albacete) con los que se ha reunido para comprobar los beneficios de la agricultura de conservación. Un asunto muy relevante para el Gobierno de Castilla-La Mancha en su lucha contra el cambio climático, dentro del compromiso ‘4 por mil’ lanzado por el Gobierno francés en la COP 21, para aumentar la capacidad de absorción de los suelos agrícolas en un 0,4 por ciento, apoyada por España y por Castilla-La Mancha.

Martínez Arroyo ha explicado que en la agricultura de conservación que se practica en esta zona, «al incorporar los restos a la tierra, se facilita el crecimiento de la biodiversidad”, algo que es “muy fácilmente perceptible claramente donde ha habido agricultura de conservación, en comparación donde hay una agricultura tradicional». En cualquier caso, ha insistido “todo es válido, también la agricultura convencional, sin duda, y otras prácticas como la agricultura ecológica o la producción integrada; pero la agricultura de conservación es una buena alternativa y es bueno que los agricultores de otras zonas de Castilla-La Mancha, lo conozcan».

El titular de Agricultura hacía estas declaraciones previas a una reunión que ha mantenido al aire libre con agricultores integrados en la ‘Asociación Albaceteña de Agricultura de Conservación’ en la finca Casa Jara; y ha manifestado la necesidad de que se expanda a nivel regional, además de que se realicen actividades relativas a la divulgación para poner de manifiesto los beneficios ambientales a través de folletos y otras acciones informativas “que demuestren el importante papel de la agricultura de conservación, en la lucha contra el cambio climático en la reducción de emisiones de CO2 y el papel como sumidero”.

En este sentido, el consejero ha avanzado que va a trasladar al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) el papel que puede jugar estas técnicas de agricultura de conservación para el cumplimiento del compromiso del ‘4 por mil’. Una iniciativa puesta en marcha por el Gobierno francés, apoyada por España y, específicamente, por Castilla-La Mancha, para incrementar la capacidad de los suelos agrícolas como sumideros de carbono en un 0,4 por ciento.

Martínez Arroyo ha confirmado el compromiso de Castilla-La Mancha para mejorar el contenido de carbono orgánico de los suelos de la región, colaborando a nivel internacional para lograr el objetivo de la iniciativa ‘4 por mil’. El sector agrario es clave para Castilla-La Mancha, especialmente vulnerable a los impactos del cambio climático y juega un papel predominante en nuestra economía. Esta iniciativa ofrece una oportunidad al sector para crecer, mejorando su productividad y reduciendo las emisiones.



Share This