Agronews Castilla y León

Europatat es la Asociación Europea de Comercio de Patatas, ha advertido en un nota de prensa que el Brexit está teniendo un impacto significativo en el comercio de patatas de siembra entre la Unión Europea (UE) y Gran Bretaña (GB). Desde el 1 de enero de 2021, la UE ya no permite la importación de patatas de siembra de GB debido a la falta de un acuerdo sobre la equivalencia de las regulaciones pertinentes. En respuesta a esto, el gobierno del Reino Unido introdujo la misma restricción seis meses después, a partir del 1 de julio de 2021.

Hoy, 9 de diciembre, el Parlamento Europeo va a celebrar una audiencia pública sobre “el impacto del Brexit en los mercados agrícolas europeos”. Europatat desea aprovechar esta oportunidad para destacar el impacto de la falta de acuerdo en nuestro sector.

Durante muchos años, los productores de la UE habían dependido de las importaciones de patatas de siembra de Gran Bretaña. Asimismo, muchos productores de patatas de siembra de la UE habían exportado anualmente cantidades significativas de patatas de siembra a GB. La UE suministró a GB anualmente entre 25.000 y 30.000 toneladas, y la misma cantidad se comercializó en la dirección opuesta.

Muchos productores de la UE prefieren utilizar patatas de siembra GB por varias razones, la principal son las patatas de siembra escocesas de alta calidad, que se clasifican en calidad básica, y se utilizan con frecuencia para la multiplicación como semillas de entrada en la cadena de suministro de semillas de la UE debido a niveles más bajos de enfermedades y virus. Las patatas de siembra escocesas también se suministraron a las principales zonas productoras de semillas de la UE para su posterior multiplicación que se devolverán a GB como semillas para la producción de productos.

La industria de la patata de Irlanda se ha basado en gran medida en la importación de patatas de siembra de Gran Bretaña. Se estima que cada año GB suministró de 10 a 12 000 toneladas de patatas de siembra a Irlanda (75% a Irlanda y 25% a Irlanda del Norte), y significativamente la mayoría de las variedades suministradas no están en planes de multiplicación de semillas en otros lugares de la UE. La falta de patatas de siembra de GB está teniendo un impacto especial en los productores de Irlanda del Norte.

Europatat pide a los responsables políticos de la UE y el Reino Unido que salgan del estancamiento y alcancen un acuerdo sobre la reanudación del comercio bilateral de patatas de siembra. Es especialmente importante que esto se haga pronto, a fin de evitar la posibilidad de que surjan divergencias regulatorias entre los mercados de la UE y el Reino Unido, lo que obstaculiza aún más las oportunidades de un comercio bilateral mutuamente beneficioso.

Sección: