José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

El Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha mostrado su satisfacción por que el acuerdo para la aplicación de la nueva Política Agraria Comunitaria en España se haya aplazado a la sectorial que se celebrará entre septiembre y octubre. “Apostábamos por seguir negociando pues desconocíamos el contenido de los ecoesquemas y no compartíamos la situación en que quedaba el agricultor activo, se estaba haciendo un buen trabajo que debe ser la base sobre la que empezar las reuniones técnicas a partir del 21 de julio que permitan alcanzar un acuerdo más adelante”

Desde Castilla y León se habían mostrado muy crítico con el documento inicial que Luis Planas, Ministro de Agricultura, pretendía acordar en la sectorial celebrada esta mañana, especialmente en dos temas: los ecoesquemas y el agricultor activo. Así, en lo referente a los primeros, Carnero aseguraba que no se conocía de forma clara su contenido “y son el eje de la reforma suponiendo el 23% de las ayudas directas, por lo que es imposible llegar un acuerdo sobre algo que se desconoce”; mientras que en el caso de la figura del “agricultor activo”, desde Castilla y León se aseguraba que el sector hacía una apuesta clara por la profesionalidad que no se recogía en los documentos, exigiendo que para tener tal condición, en los casos planteados fuese obligatorio cotizar en la Seguridad Social Agraria”

Muy en línea con lo anterior, en lo referente al pago redistributivo, Jesús Julio Carnero, demandaba que se tuviese en cuenta la figura del agricultor profesional, pidiendo prudencia en la gestión de esta ayuda, “por lo que vemos como positivo que el porcentaje dedicado a la misma se haya reducido del 12 al 10% en el último borrador”.

En relación a las ayudas asociadas, Castilla y León califica como positivo que a la destinada al vacuno se dediquen 26 millones de euros pero lamenta que, al igual que se ha establecido un plan especial para el olivar no se haga con el ovino caprino.

Finalmente, Jesús Julio Carnero ha valorado que se reduzcan las regiones productivas de 55 a 20 pero ha pedido que en ese cambio algunas comunidades autónomas no sufran la perdida de fondos; mientras que en caso de las ayudas FEADER (segundo pilar) ha pedido más implicación pasando del 70-30 de financiación de cada administración al 50-50