Agronews Castilla y León

Representantes de unas 50 cooperativas de la región han participado en un encuentro virtual organizado por Urcacyl en el que se ha hecho balance de 2020 y brindado (con vino de cooperativas) por un 2021 en el que predomine la salud y las buenas cosechas.

Hasta el mes de marzo, en que se paralizó todo tipo de actividad de carácter presencial, desde Urcacyl apenas se pudieron desarrollar 5 de las 24 jornadas de puertas abiertas previstas en las cooperativas, de celebrar un seminario de la PAC con las mismas, de tener un curso de tres días con jóvenes cooperativistas, de compartir una jornada con los integrantes de la Comisión de Agricultura en las Cortes y de realizar algunas otras actividades.

Al gran pesar por el fallecimiento, el ingreso hospitalario y el contagio de muchos seres queridos y amigos, se unieron los problemas en las ventas de aquellos productos que dependían en mayor medida del canal Horeca, especialmente las del sector cárnico y del vino.

Urcacyl y sus cooperativas tuvieron que reinventarse y variar las formas de actuar. Empezaron a cobrar protagonismo entre sus técnicos el teletrabajo, se prodigaron las videoconferencias y las webinar, y muchas de sus empresas iniciaron o reforzaron las ventas on line. Además, se prodigaron lasas labores informativas y la asiduidad y presencia en redes sociales.

Se dejaron de hacer cursos y seminarios presenciales, se interrumpió la realización de planes estratégicos en las cooperativas, se suprimieron los Premios Manojo y se aplazaron muchas reuniones programadas, repasan en su informe desde URCACyL

En estos meses de pandemia se ha visto en las cooperativas su lado más humano y solidario, cediendo inicialmente EPIS a las administraciones para sus sanitarios, haciendo labores de desinfección en los pueblos y prodigándose las donaciones a Cáritas, Bancos de alimentos y a otras instituciones. 

Urcacyl siguió de forma muy directa la repercusión del coronavirus en las cooperativas. Las repartió, mies y miles de Epis, que en los momentos más difíciles les facilitó la Consejería de Agricultura. Se tuvo una interlocución muy fluida con la administración mediante videoconferencias frecuentes en las que se solicitaron ayudas para los sectores más perjudicados, se transmitieron los problemas de movilidad, las necesidades de mano de obra, la necesidad de esquiladores, los cambios en las normativas de celebración de las Asambleas Generales y otros contratiempos que iban apareciendo. 

Las cooperativas y sus socios agricultores y ganaderos durante todo el año no pararon, garantizaron sus materias primas y productos terminados a la industria y a la distribución, para que pudieran llegar en condiciones óptimas a los consumidores. 

En definitiva, un año difícil y para olvidar, pero también un año en el que se ha contado con el apoyo de las Cajas Rurales y de muchas instituciones y en el que se han aprendido muchas lecciones y se ha visto de forma palpable la responsabilidad social de las Cooperativas. 

En el brindis que se realizó por los asistentes a la videoconferencia, Fernando Antúnez, presidente de la Asociación de Cooperativas, destacó los esfuerzos realizados por el cooperativismo a lo largo del año para garantizar los suministros a los agricultores y ganaderos y los alimentos a la sociedad, así como su mayor visualización por la sociedad y tuvo un recuerdo especial hacia todos los fallecidos y sus familiares. Además, deseó un año nuevo en el que se superasen todos los problemas sanitarios.

Por su parte el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, deseo salud a todos los cooperativistas y les agradeció el esfuerzo, la dedicación y el coraje como sector agroalimentario y productor. Animó a seguir atrayendo jóvenes a la agricultura a través del cooperativismo. Felicitó a Urcacyl por el trabajo desarrollado y manifestó su deseo de cambiar el discurso con respecto a la imagen del sector.

Sección: