María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Un total de 47.000 socios de Caja Rural de Zamora serán los encargados de elegir a los 122 delegados que participarán en la Asamblea General que se llevará a cabo el próximo 24 de mayo en la capital zamorana.

Desde el lunes 13 de mayo la entidad bancaria está realizando las Juntas Preparatorias en 20 localidades de la provincia como son Toro, Coreses, Villalpando, Villafáfila, Zamora, Moraleja del Vino, Manganeses de la Lampreana, Tábara, Alcañices, Carbajales, Benavente, San Cristóbal de Entreviñas, Almeida de Sayago, Corrales del Vino, Bóveda de Toro, Fuentesaúco, Moralina de Sayago, Fermoselle, Burganes de Valverde y Santibáñez de Vidriales, donde saldrán elegidos los 122 delegados que posteriormente asistirán a la Asamblea General.

En estos encuentros los socios están recibiendo toda la información relacionada con el balance de cuentas de la entidad bancaria zamorana relativa al ejercicio 2018 que ha sido calificado como “histórico”.

El presidente de Caja Rural de Zamora, Nicanor Santos, ha asegurado que “el año pasado la entidad bancaria consiguió unas buenas cifras en su gestión debido a que actuó con la máxima prudencia y mejoró su capacidad financiera para hacer frente a los nuevos retos que se puedan plantear en los próximos años”. Reconoce Santos que “la estrategia de la Caja Rural se ha apoyado en varios pilares como son el saneamiento de activos improductivos, incremento de los recursos propios y el mantenimiento de nuestro modelo basado en el desarrollo y apoyo al tejido productivo y al entorno social de nuestras provincias”.

En este sentido, hay que recordar que la entidad zamorana aumentó en el 2018 su negocio en un 7,5 por ciento hasta alcanzar los 3.361 millones de euros “un hecho muy positivo ya que consolida una tendencia al alza ya iniciada en 2015”, ha confirmado Nicanor Santos. Es destacable, sobre todo, el alza de los recursos gestionados que han experimentado un crecimiento de 6,7 por ciento.

La Caja Rural de Zamora en su apuesta por el desarrollo “la inversión crediticia productiva ha aumentado un 10,1 por ciento y las nuevas operaciones de préstamos se han incrementado un 13,5%, hasta totalizar los 600 millones de euros de nueva inversión crediticia”.

Por otra parte, la entidad bancaria obtuvo en 2018 un beneficio de 20,1 millones de euros, un 21,5 por ciento más, en este sentido Santos ha señalado que “nuestro modelo de negocio continúa creciendo junto a la sociedad y ratifica la confianza de los clientes en nuestra entidad, la Caja Rural y su proyecto cooperativo se configura como un factor de desarrollo y motor económico por su esfuerzo en financiar y apoyar el tejido productivo, vitales para la cohesión y mantenimiento de nuestro entorno”.

Hay que recordar que en estos momentos, Caja Rural de Zamora cuenta con 92 oficinas en las provincias de Zamora, Valladolid, León y Orense.

Tags: 

Sección: 

Provincias: