Agronews Castilla y León

Aunque hay infinidad de análisis sobre los principales efectos de la actual crisis sobre el sector del vino, tanto en España como en el mundo, y conocemos las grandes líneas, los datos disponibles, aseguran desde el Observatorio Español del Mercado del Vino, son relativamente pocos y no siempre tan negativos como podría suponerse.

El sector venía de un aumento estimado del consumo de vino en España notable en 2019: 9,7% interanual a diciembre hasta los 1.100 millones de litros según datos del INFOVI ( https://www.interprofesionaldelvino.es/publicacionesy-estudios/informes-econ%C3%B3micos-mercado/).

Sin embargo, ahora se aprecia una disminución muy relevante en los primeros meses de 2020 que, por la coincidencia de fechas, puede atribuirse a la COVID, cuyo forzado confinamiento se inició el 14 de marzo. Particularmente en los meses de marzo y de abril, donde la reducción del consumo estimado de vino en España es respectivamente del 24% y del 31%.

Como detalle de este consumo y basándonos únicamente en los datos disponibles, puede hacerse un seguimiento del consumo en el canal de alimentación, del que disponemos de datos incluso semanales. Según estos datos, desde la semana 14 del año, es decir, la que va del 30 de marzo al 5 de abril, muestra ya un crecimiento notable del 63% (posible acumulación previa al confinamiento), que se mantiene a lo largo de las semanas siguientes: hasta el 73% en la semana del 6 de abril y doble dígito hasta el último dato de la semana del 18 de mayo, donde todavía se mantiene un crecimiento del 21%; muy grande pero ya con tasas de variación algo inferiores a las de las semanas anteriores.

EXPORTACIONES

Tras una cosecha más corta de lo esperado, pero aún con existencias de 2018 relativamente altas, acababa 2019 con aumento de ventas exteriores de vinos del 6,5%, pero caída del precio medio en casi un 14%, lo que daba lugar a una merma de la facturación del 8%. Más vino, pero más barato.

En los primeros cuatro meses de 2020, sin embargo, la situación es radicalmente distinta: los precios son ahora un 5,7% superiores a los del mismo período del 2019, las ventas caen un 11,6% en litros y caen también pero un 6,5% en euros. Aunque no solo porque abril haya sido un mal mes para las exportaciones españoles, afirman desde el Observatorio Español del Mercado del Vino, sino porque también febrero lo fue y, en menor medida, marzo. ¡Y, sin embargo, en febrero y marzo aumentaron sensiblemente las importaciones de vinos a granel provenientes de Argentina!

 Unas exportaciones, por otra parte, que se han comportado peor, en este cuatrimestre, en valor que en volumen; peor entre los vinos a granel (-16%) que entre los envasados, ya sean tranquilos (-7%) como espumosos (-4,7% en volumen), afectando muy negativamente a los vinos generosos (-12%) pero positivamente a los vinos de aguja (+12,2%); y que, por mercados, han ido especialmente mal en los casos de Francia (- 16,8%), Portugal, Italia, China y Rusia, pero son positivas en el caso de Alemania (+8,6%), Suecia, Irlanda y Lituania.

Sección: