Un reciente estudio de la Universidad de Bonn que recoge el boletín "Noticias del Exterior" del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, refleja el incremento del 30% que se ha producido, entre 2006 y 2012, en el gasto total de los consumidores alemanes en alimentos procedentes de la agricultura y la ganadería ecológica, hasta alcanzar la cifra de 7.000 millones de euros al año.

Ese dato indica que cada germano gasta al año, en este tipo de productos, 73,60 euros lo que les sitúa en el tercer lugar del ranking  europeo en este apartado tras Suiza y Dinamarca.

Sin embargo, y a pesar de que la superficie dedicada a estas producciones en Alemania se ha duplicado entre el año 2000 y el 2012, los agricultores y ganaderos de ese país no so capaces de satisfacer la demanda interna lo que provoca que se tenga que recurrir a importaciones, algo que están aprovechando muy bien Polonia o los países bálticos que han incrementado su superficie cultivada con esta técnicas entre un 300 y y 500 por cien básicamente para satisfacer la demanda creciente del consumidor alemán

Agronewscastillayleon