Agronews Castilla y León

La edición de septiembre del Boletín MARS del CCI, dentro de la serie de perspectivas globales sobre Ucrania, muestra que el país experimentó condiciones meteorológicas mixtas a lo largo del verano de 2022. 

En las oblasts del sur y del oeste, los déficits de lluvia de larga duración afectaron negativamente a los potenciales de rendimiento, mientras que las lluvias oportunas en algunas oblasts del centro y del norte permitieron aumentar las previsiones de rendimiento en estas regiones. Las oblasts orientales experimentaron temperaturas superiores a la media, pero no causaron daños graves a los cultivos de verano.

 

 

 

Rendimientos aceptables pero perspectivas de producción inferiores a la media para los cultivos de verano

Las previsiones de rendimiento de los cereales de invierno se sitúan por debajo de la tendencia histórica, pero todavía en torno a la media quinquenal, aunque muy por debajo del nivel récord del año pasado. El aumento de la superficie dedicada a la colza ha provocado un incremento significativo de la producción de este cultivo.

La guerra de Rusia contra Ucrania ha provocado una disminución de la superficie dedicada al maíz en grano y al girasol. En consecuencia, nuestras previsiones de producción para ambos cultivos están por debajo de la media de los últimos cinco años, a pesar de las buenas perspectivas de rendimiento.

Las buenas perspectivas de rendimiento, combinadas con una superficie de siembra estable para la soja, conducen a una producción cercana a la media.

 

Parte de las zonas de producción se ven afectadas por la guerra de Rusia contra Ucrania

Sobre la base de las previsiones regionales, estima la Comisión Europea que el 22% de la producción de trigo blando, el 20% de la cebada, el 13% de la colza, el 4% del maíz en grano, el 10% del girasol y el 7% de la producción de soja a nivel nacional se encuentran en zonas actualmente sometidas a hostilidades debido a la agresión militar de Rusia contra Ucrania, lo que probablemente reducirá los cultivos cosechables y, por tanto, las cifras finales de producción.

Se espera que el rendimiento del girasol sea superior a la media de los últimos cinco años, pero la superficie sembrada es menor y el 10% de la producción prevista se encuentra en zonas actualmente sometidas a hostilidades debido a la guerra de Rusia en Ucrania.

Por repasar los rendimientos por cultivos, destacar que en el caso del trigo se sitúa en los 4.010 kg/ha lo que supone una caída del 1% sobre la media de los últimos cinco años mientras que sobre 2021 la caída es del 12%; en cuanto a la cebada este dato sería de 3.400 kg, un 2% más que en el último quinquenio pero un 11% menos que la previa; para el maíz esa cifra se alza hasta los 7.070 kg/ha, lo que representa una caída del 3% sobre la cosecha de 2021 pero un 4% mejor que el promedio alcanzado en los últimos cinco años.

La media productiva del girasol en Ucrania esta campaña, según la Comisión Europea, se sitúa en los 2.480 kilos por hectárea, dato que es un 1% más alto que el de 2021 llegando a superar en un 9% al promedio de los últimos cinco años. La soja ve como esta estadística se sitúa en los 2.350 kilos, un 3% sobre el quinquenio previo mientras cae un 11% sobre 2021; una situación similar vive la colza que un promedio de 2.740 kilos que son un 7% menos que en la campaña previa pero un 4% superior a los datos acumulados en los últimas cinco cosechas.

 

Sección: