Agronews Castilla y León

El último informe de la Comisión Europea sitúa la producción de azúcar de la UE durante la campaña 2020/21 en 14,4 millones de toneladas (12% por debajo de 2019/20), siendo los datos más bajos de los últimos cinco años, en gran medida como consecuencia de los efectos de la “amarilles” en Francia y la consiguiente reducción pronunciada de la cosecha de remolacha azucarera.

Se pronostica que la producción mundial de azúcar disminuirá ligeramente en 2020/21, lo que combinado con un mayor consumo posterior al COVID-19, se espera que el mercado mundial del azúcar termine en un déficit y en una reducción de las existencias del 38%, situándose las mismas en los datos más bajos de los últimos nueve años.

Como resultado de las decepcionantes cosechas en el hemisferio norte (UE, Rusia, Tailandia) y la escasez de oferta, los precios mundiales del azúcar aumentaron significativamente entre septiembre de 2020 y febrero de 2021: + 26% blanco, + 33% crudo. Los precios de la UE se mantuvieron estables en 2020, pero aumentaron a un máximo de 3 años de 388 EUR / t en enero de 2021.

Debido a las bajas disponibilidades, ahora se prevé que las exportaciones de la UE disminuyan aún más hasta 0,8 millones de toneladas, un 21% menos que en 2019/20.

Las importaciones se pronostican solo ligeramente (-7%) por debajo del año anterior, para situarse en los1,6 millones de toneladas.

PREVISIONES PARA LA PRÓXIMA CAMPAÑA

Bruselas estima que el consumo humano de azúcar en la UE se mantenga estable en 2020/21, ya que el aumento resultante de la lenta recuperación del sector de servicios alimentarios debería compensarse con un retorno a la preferencia de los consumidores a largo plazo de utilizar menos azúcar.

Como resultado, se prevé que las existencias finales de la UE de 2020/21 alcancen los 1,1 millones de toneladas, en comparación con los 2,2 millones de toneladas de principios de esta campaña.

La siembra para la campaña 2021/22 se acelera. Se prevé que la superficie de remolacha azucarera de la UE se acerque al total de 1,5 millones de hectáreas en 2020/21. En buena parte porque se espera que los rendimientos de la remolacha azucarera repunten en Francia tras las las autorizaciones de emergencia para el uso de neonicotinoides que deberían permitir limitar el impacto de plagas y la “amarillez”.

Tags: 

Sección: