Seguimos activados.

Por lo menos eso se puede entender el reciente acuerdo entre Junta y opas sobre el famoso agricultor activo. No es para menos, porque Castilla y León se juega mucho en la nueva PAC. Aunque el ministro Cañete ya ha dicho que de lo que se pide en esta tierra, casi nada.

La Junta, ASAJA, UCCL, la Alianza UPA-COAG y URCACYL han firmado un acuerdo para presentarlo ante el grupo de trabajo que estudia cómo se aplica en España eso que la nueva PAC viene a llamar "activo". Resumiendo mucho, lo que se pide desde Castilla y León es que no cobren la PAC quienes no generen por su actividad agraria al menos la misma cuantía que reciben en ayudas europeas.

En Castilla y León los solicitantes de la PAC superan los 93.600, pero los afiliados a la Seguridad Social por actividades agrarias son solo unos 63.300, una situación que este acuerdo trata de evitar. Pero el ministro Miguel Arias Cañete ya ha advertido en sus recientes visitas a Valladolid que no está por esa labor.

Loable el acuerdo en Castilla y León. Por algo será que ha conseguido unir a todo el sector. Pero complicado que el Gobierno lo apruebe, por mucho que otras comunidades puedan apoyar a la nuestra.

Ya sabemos que buena parte de la sociedad no entiende eso de que cobren ayudas quienes no trabajan en el campo, con casos llamativos por ser personajes famosos. Pero será complicado que un Gobierno, sea este o el que esté por venir, se atreva a quitar las ayudas de la PAC a miles de beneficiarios y además en vísperas de elecciones.

Blog de Luis Ángel Reglero

Deja un comentario

Share This