Milagros Marcos
Imagen de José Ignacio Falces
Publicado por José Ignacio Falces

Aunque seguro que habrá alguien que diga aquello del “ya os lo dije yo”, pero les puedo asegurar que los casi 30 periodistas que escuchaban, que escuchábamos, a Juan Vicente Herrera anunciar el Gobierno que le va a acompañar en los próximos cuatro años de legislatura y en quinto lugar como consejera de Agricultura y Ganadería nombraba a Milagros Marcos, la sorpresa ha sido el sentimiento más generalizado, no tanto por la continuidad de la palentina en el gobierno regional como por la cartera elegida…

Tengo que confesar que no conozco a Milagro Marcos con lo que dificílmente puedo hacer una valoración previa de cómo va a ser su forma de hacer, aunque todas las personas con las que he consultado y que si que tienen argumentos para hablar sobre la misma coinciden en señalar que se trata de una persona que tiene el trabajo y la laboriosidad por bandera con lo que ya tienen algo en común con los agricultores y ganaderos con los que va a tener que tratar a partir de este momento.

Precisamente esa capacidad va a ser fundamental para desarrollar buena parte de los proyectos que dejó iniciados la ahora presidenta de la Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, y para los que el propio Juan Vicente Herrera aseguró continuidad en su discurso de investidura: proyectos como Agrohorizonte 2020 sobre la base de una serie de sectores estratégicos a los que se va a tratar de impulsar como ejes del futuro del sector agrario regional; el desarrollo reglamentario de la Ley Agraria; lograr que 5.000 jóvenes se incorporen a la actividad agrícola y ganadera hasta el 2020; apoyar la industria agroalimentaria regional, que tanto está contribuyendo a sacar de la crisis la economía castellanoleonesa con “Tierra de Sabor” como buque insignia de la misma; la modernización de regadíos o la concentración parcelaria de  cerca de 200.000 hectáreas… sin olvidar todo lo relacionado con la PAC pues mucho me temo que la reforma ahora aprobada y puesta en marcha este año no durará cuatro años sin cambios o el desarrollo del Programa de Desarrollo Rural que tiene que estar a punto de ser aprobado por Bruselas…

Sin embargo, Milagros Marcos tendrá que “arremangarse” casi de forma inmediata con un sector que está viviendo un momento delicado tras el final de las cuotas, el vacuno de leche, uno de los más profesionalizados en Castilla y León pero que pasa por un momento muy delicado con unos precios a la baja, a lo que se unen las tensas relaciones que viven los ganaderos frente a una industria láctea que ante el aumento de la producción amenaza continuamente con reducciones de los importes pagados a los profesionales e incluso con no recogerles la leche…

No sé si la nueva consejera va a tener, visto el panorama del vacuno de leche, ni los 100 días de cortesía que creo que alguien que llega a un sitio nuevo se merece, así que tendrá que agilizar la formación de su equipo, que es la clave para el buen funcionamiento de la Consejería y del sector en general. Marcos tiene por delante un reto importante con la cartera de Agricultura y Ganadería, y todo reto, en mi opinión es una oportunidad para demostrar lo que uno vale, así que manos a la obra, a trabajar que es la mejor forma de llegar hasta los objetivos… y para finalizar, recordar que nadie nace aprendido y que obras son amores…

Añadir nuevo comentario