Explotación de vacuno de leche en Castilla y León. Foto: Agronews Castilla y León
Imagen de José Ignacio Falces
Publicado por José Ignacio Falces

Según se va a acercando el 2015 y el final de las cuotas lácteas el temor y las dudas sobre que va a pasar crecen entre quienes de verdad van a vivir esa situación en sus carnes que no son otros que los ganaderos de vacuno de leche.

Resulta “curioso” por llamarlo de alguna manera como desde Bruselas se está dando en llamar las medidas que se están proponiendo y tomando para tratar de hacer menos traumática esta situación para los profesionales que todavía se dedican a esta actividad, que son cada día menos por cierto.

Eso del “aterrizaje suave” no deja de ser más que una expresión, casi casi de mal gusto en mi humilde opinión, que algún sesudo asesor se ha sacado de la chistera a la búsqueda de titulares fáciles.

La verdad es que la desaparición de la cuota láctea en 2015 parece que tiene más relación, sin humor por supuesto, con “Aterriza como puedas” que con la expresión antes comentada, pues da la impresión que desde Bruselas se va a dejar a los ganaderos desamparados ante una situación nueva tras estar tantos años trabajando de una forma completamente diferente.

Nadie puede olvidar el esfuerzo que estos profesionales han realizado en los últimos años para adquirir cuota como si se tratase de un plan de pensiones para asegurar su futuro o el de sus hijos y ahora, de golpe y porrazo, por mucho que se estén tratando de buscar medidas como las incluidas en el famoso “Paquete lácteo” especialmente el desarrollo de las Organizaciones de Productores, la obligatoriedad de la rúbrica de contratos… para tratar de suavizar el asunto, lo cierto es que esa cuota, comprada con el sudor del trabajo de muchos años, va a desaparecer, dejando temblando la rentabilidad de muchas explotaciones…

En estas conversaciones tuiteras tan de moda, uno de nuestros seguidores, aseguraba que había que mirar al frente con valentía, no le falta razón pero claro no es menos cierto que las inversiones que ahora desaparecen son multimillonarias, hay quién habla de que los ganaderos gallegos han gastado más de 150 millones de euros en adquirir cuota…otros sitúan esa cifra en Castilla y León por encima de los 130… Una auténtica barbaridad para ver ahora como se escapa entre los dedos… y más si cabe cuando tenemos en esta región tan cerca lo pasado con la remolacha cuando el abandono del 50 por ciento de la cuota para tratar de salvar al resto de los cultivadores se vio compensado con ayudas desde Bruselas. ¿No se podría hacer lo mismo con la leche?

Pero como decía ese tuitero anónimo miremos al futuro, la profesionalidad de los ganaderos de vacuno de leche españoles y especialmente los castellanoleoneses seguro que les permite ese “aterrizaje suave”, seguirán arañando cada céntimo de euro para sacar adelante sus explotaciones, mejorando la genética, la alimentación de sus animales… y sobre todo trabajando de sol a sol como han hecho hasta el momento, pues ese es el mejor aval para un futuro de los 1.500 ganaderos de vacuno de leche que todavía quedan en esta legión.

Añadir nuevo comentario