Imagen de Celia Miravalles
Publicado por Celia Miravalles

¿Cómo hacer testamento en caso de epidemias y de peligro inminente de muerte?

 

Debido a la crisis del coronavirus COVID-19, puede que tengamos la necesidad de otorgar testamento, pero no poder hacerlo ante la falta de Notario.

Es por ello, que el art. 700 y 701 del Código Civil regulan el testamento abierto en caso de peligro inminente de muerte y en caso de epidemia

 

De esta forma el artículo 700 CC señala: Si el testador se hallare en peligro inminente de muerte, puede otorgarse el testamento ante cinco testigos idóneos, sin necesidad de Notario.

Y el artículo 701CC, que: En caso de epidemia puede igualmente otorgarse el testamento sin intervención de Notario ante tres testigos mayores de dieciséis años.

Por lo que se puede hablar de dos situaciones:

  1. En caso de peligro de muerte: puede otorgarse el testamento ante 5 testigos sin necesidad de Notario. Puede ser escrito o verbal.
  2. En caso de epidemia puede otorgarse el testamento ante 3 testigos mayores de 16 años sin necesidad de Notario. Puede ser escrito o verbal.

 

¿Tiene que hacerse por escrito o de forma verbal?

En los casos de los dos artículos anteriores, se escribirá el testamento, siendo posible; no siéndolo, el testamento valdrá aunque los testigos no sepan escribir. (art 702 CC)

 

¿Quién puede y no puede ser testigo?

El testamento valdrá aunque los testigos no sepan escribir.

Pero no pueden ser testigos (art. 681 y 682 CC):

1.- Los menores de edad, con la única excepción en el supuesto de testamento en situación de epidemia siempre que sean en estos supuestos mayores de dieciséis años.

2.- Los que no entiendan el idioma del testador:

3.- Los que no estén en su sano juicio, es decir Los que no presenten el discernimiento necesario para desarrollar la labor testifical.

4.-Los herederos y legatarios, cónyuges o parientes de éstos en cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad de testamento abierto Notarial.

5.- Quienes no saben o no pueden firmar.

 

¿Qué plazo de validez tienen estos testamentos?

Este tipo de testamento quedará ineficaz si pasan dos meses desde que el testador haya salido del peligro de muerte, o cesado la epidemia.

Por lo tanto si pasa dicho plazo el testador tendría que ir a la Notaría a realizar el testamento para que lo que haya dispuesto tenga plena validez.

Pero cuando el testador falleciere en dicho plazo, en los 3 meses siguientes al fallecimiento los herederos tendrán que ir a la Notaría a elevarlo a escritura pública (sea verbal o escrito) pues de no hacerlo quedará ineficaz el testamento y sin validez.

 

Si quieres saber sobre segregación de fincas puedes consultar el libro La modificación de entidades hipotecarias: agrupación, agregación, segregación y división de fincas (Monografías de Teoría y Práctica Notarial-Registral)

 

 

 

 

Celia Miravalles, abogado

 

Si te pareció interesante este post, no dudes en compartirlo, puede que a otros también se lo parezca y les sirva de ayuda.

Y si quieres déjanos tus comentarios más abajo.

Te invito a suscribirte al blog, estarás informado de la publicación de los nuevos artículos.

 

Y puedes encontrarme y pedir presupuesto y cita para consultas on-line, telefónicas y presenciales, para la realización de gestiones, redacción de escritos o defensa en juicio en nuestra oficina de Valladolid (c/ San Ignacio nº 11- of 10), en tfo.630 90 30 68 / 983343960, o en asesoria.juridica@agronewscastillayleon.com

 

Si necesitas algún documento legal agrario puedes adquirirlos en nuestra tienda on line: Los documentos y formularios más útiles para el derecho agrario: http://tienda.agronewscastillayleon.com/

Comentarios

El testamento del artículo 701 del Código Civil tiene ventajas con respecto al ológrafo: – En el testamento en caso de epidemia, hay más libertad de formas para dejar manifestada la voluntad. Basta con que los testigos hayan tomado nota, o en su defecto mantengan en la memoria, lo verbalizado por el testador, de modo que ni es imprescindible que conste la firma del testador, y ni siquiera de los testigos: basta con que el notario identifique y confirme que los testigos reunían los requisitos, y los testigos manifiesten verbalmente, ante el notario las circunstancias en que se testó, y pueda deducirse la fecha en que se testó. Basta también con que el testador haya entregado un documento escrito a ordenador, manifestando ante los tres testigos que esa es su última voluntad a todos los efectos del artículo 701 del Código Civil. Sin embargo, el ológrafo requiere que será manuscrito, con el cumplimiento estricto de los requisitos del artículo 688 del Código Civil. – El testamento en caso de epidemia permite al testador emitir su voluntad sin notario, sin necesidad ni de estar en eminente peligro de muerte, ni de tener capacidad para escribir. Y en principio no parece que nada impida que este testamento otorgarse en el extranjero, si el testador ese español, de vecindad común, que se encuentra en un país en el que existe también epidemia y en el que se admite el testamento verbal antes testigos. Mientras que el testamento ológrafo, si bien también puede hacerlo un español en el extranjero, sin embargo exige de modo ineludible la escritura del puño y letra del mismo testador, lo que a veces, por el estado de salud del testador, o por razón del tiempo y especial diligencia que en las formas lleva hacer un testamento manuscrito con arreglo al artículo 688 del Código Civil, no siempre es posible para el testador. En el testamento en caso de epidemia no es necesario que los testigos firmen el testamento en el momento en que el testador emite su voluntad. Sin embargo, sí parece conveniente que, si el testador no firma, sí lo hagan sin embargo los tres testigos: ello para prevenir el caso de que, llegado el día, resulte que uno de los testigos a su vez también falleció y, por tanto, el Notario no tiene otro modo de verificar la concurrencia de todos los requisitos que el artículo 701 del Código Civil exige para que el testamento en caso de epidemia no quede ineficaz. Eso sí: los herederos no pueden actuar de testigos. Tampoco pueden los testigos estar incursos en ninguno de los supuestos previstos en los artículos 681 y 682 del Código Civil. Pero fuera de estos casos, nada impide que 4 personas de un mismo vecindario se encuentren, manteniendo las debidas distancias de seguridad, en las escaleras de su edificio, para formalizar los testamentos de los cuatro, actuando los otros tres como testigos de cada uno de los testadores. Es válido también que el testador manifieste su voluntad en un documento escrito en ordenador, lo imprima, y lo entregue a uno de los tres testigos delante de los otros tres manifestando que ese escrito contiene su última voluntad. En este caso, pueden los tres testigos dejar un escrito firmado por ellos manifestando que el documento adjunto, escrito a ordenador, fue entregado por una persona que manifestó su voluntad de que el escrito sea tenido como testamento otorgado al amparo del artículo 701 del Código Civil. Es importante tener en cuenta que, para que el testamento sea eficaz, el artículo 703.1 del Código Civil establece que este habrá de presentarse o escriturarse ante Notario dentro de los 2 meses posteriores al fin de la epidemia. En caso de fallecimiento del testador durante la epidemia, el testamento, para que sea eficaz, según el artículo 703.2 del Código Civil debe elevarse a escritura pública dentro de los tres meses siguientes al fallecimiento. Pasada la epidemia, ya no se podrá testar al amparo del artículo 701 del Código Civil. Sin embargo, lo testamentos ya otorgados con arreglo al artículo 701 del Código Civil serán eficaces si el testador fallece dentro de los dos meses siguientes a contar desde el cese de la epidemia. Hay que advertir que la existencia de un testamento otorgado al amparo del artículo 701 del Código Civil facilita mucho la tramitación posterior de una herencia en la que no hay herederos forzosos (es decir, en caso de que no vivan los padres del testador, y éste tampoco tiene hijos), dado que en estos casos ésta puede complicarse mucho en caso de haber muerto intestado. De ahí que, sin necesidad de ser alarmistas, quienes no tengan testamento, estén estos o no sanos, siempre puede ser prudente plantearse testar estos días al amparo del artículo 701 del Código Civil, ante tres vecinos de su vecindario, aunque sea en el pasillo del edificio y guardando las distancias de seguridad. Por último, para los españoles que estén durante la epidemia en el extranjero, con imposibilidad transitoria de retornar a España, el artículo 732 del Código Civil les permite testar con libertad de formas ante sólo testigos, si en el país en el que se encuentren se acepta esta forma de testar no ológrafa y sin estar presente un notario. Si en el país extranjero en el que se encuentra no se acepta el testamento no ológrafo, ante testigos y sin notario, en principio el artículo 734 del Código Civil parece aceptar que un testamento otorgado bajo las formalidades del artículo 701 del Código Civil es válido como testamento abierto si los testigos lo presentan en plazo ante el funcionario diplomático o consular de España, que haga las veces de notario a todos los efectos de los artículos 734.2 y 703.2 del Código Civil. Bueno. Pues sólo estos adicionales comentarios al respecto del testamento en caso de epidemia, que por la libertad de formas tiene normalmente y en principio más garantías que el ológrafo para que el testamento se repute válido

Añadir nuevo comentario

¿Tienes dudas?

 

Puedes encontrarme y pedir presupuesto y cita para consultas on-line, telefónicas y presenciales en nuestra oficina de Valladolid (c/ San Ignacio nº 11- of 10),  en tfo. 630903068 /  983343960,  o en asesoria.juridica@agronewscastillayleon.com