“La hostilidad hacia el campo”

hostilidad

“La hostilidad hacia el campo”, nueva entrada del periodista, Ángel Cuaresma, en su blog en AgroNews

Las tractoradas en sus diferentes versiones prosiguen en las carreteras y calles de España mientras las reivindicaciones del sector, creo que objetivamente razonables, son recibidas con una inusitada hostilidad por quienes se arroban ante otros colectivos menos representativos. Recapitulemos.

No entraré, pues los lectores de Agronews Castilla y León, están sobradamente informados, en los motivos que llevan a la protesta pero, al menos, recordemos la imperiosa necesidad de modificar las exigencias de la nueva PAC, no sólo las supuestamente medioambientales, y la reclamación de unos precios justos.

Sí me detendré, por el contrario, en algo de lo que ha sucedido estos días, en torno a las movilizaciones. Empezaron éstas, a primeros de mes, con un rechazo explícito, no de la ciudadanía, perjudicada, a fin de cuentas, por las movidas, sino por los de siempre, a saber políticos de izquierda, sindicalistas mal llamados de clase, culturetas y demás familia. Algunos de estos, es decir, los políticos, empezaron a recular a medida que se daban cuenta de la verdadera dimensión (imparable) de las movilizaciones y empezaron a matizar, ya saben, que estamos con vosotros, que son justas pero que hombre, que mejor las suspendáis, que mejor no salgáis a la carretera y todos contentos.

hostilidad

Hasta aquí, nada que no previéramos. Con lo que uno no contaba es con la impertinente hostilidad y el escandaloso distanciamiento con el que los medios de comunicación, por tierra, mar y aire, han venido enfocando sus, es un decir, coberturas. Crónicas cargadas de intencionalidad, escasa información de servicio público, sequía de reivindicaciones… Todo era incidir en los trastornos que causaban los agricultores, como si no fueran de eso las movilizaciones, y nada era contar los porqués y los para qué. Algo sólo comparable al tratamiento que se ha dado a las concentraciones pacíficas ante las sedes del PSOE.

Eso en las supuestas informaciones. En las tertulias, al proverbial desconocimiento que los colegas de Madrid (y Valladolid) tienen del sector, y mira que saben de todo, se ha unido un profundo desprecio por una actividad de la que se come varias veces al día.

Ojo, esto no ha venido pasando entre los medios y periodistas del PSOE. Han sido, son, los medios y periodistas del PP los especialmente crueles con la causa. Al final, averigüé por qué: resulta que las tractoradas no las habían convocado, al menos las primeras, quienes las tienen que convocar, es decir, las organizaciones que dicen representativas. Jo, pues si los convocantes llegan a ser representativos no sé qué hubiera pasado en las carreteras.

Al final, no es sino lo de siempre: queremos reivindicaciones a la carta, controladas, incluso subvencionadas; que se celebren cuando a los gobernantes y a los periodistas les cuadre, que ya se sabe que todos andamos escasos de medios. Otra cosa es que UGT y CCOO saquen a la calle, un día, a 25 ó 30 personas; ahí sí, nos volcamos, que en democracia convocan quien tiene que convocar, no cualquiera.

Estos días he llegado a oír cómo se criticaba el aspecto físico de los agricultores. ¿Se imaginan a un político de derechas criticando el aspecto físico de una mujer? He oído cómo llamaban señoritos a quienes conducían los tractores. Y se lo llamaban quienes son incapaces de llegar andando desde su hotel de cinco estrellas a una gala subvencionada así como a tres pasos. He oído que son empresarios, como si eso fuera un delito. He oído que mejor comprar de Marruecos, que es más barato, lo que demuestra lo que a la izquierda le importan los derechos humanos, incluidas las condiciones laborales que se viven en el país que ahora parece controlar la vida y la hacienda del presidente del Gobierno.

Y he oído que ya basta, que hasta cuándo. Pues muy sencillo: hasta que consigan lo que reivindican, como hacen los demás sectores. ¿O no estuvo el 15-M, alérgico a las duchas, enguarrando las ciudades meses y meses?

hostilidad
“La hostilidad hacia el campo”
Blog de Ángel Cuaresma

Deja un comentario

Share This