Imagen de Ángel Cuaresma
Publicado por Ángel Cuaresma

La presentación de la nueva campaña y logotipo de la Denominación de Origen ‘Rueda’ es una buena ocasión para reflexionar (no es la primera vez que lo hacemos) sobre el éxito de un producto que pasea el nombre de nuestra Comunidad, y muy especialmente de nuestro campo, allá donde va.

Seré prudente y no entrare a valorar el nuevo logotipo. A nadie se le escapa que, ya en el acto en cuestión, hubo sus más y sus menos y no negaré que, a mí, me hubiera gustado más algo relacionado con el vino o la vid que un neumático pero, bueno, también los vinos de Rueda se degustan en las estrellas Michelin. Igual es eso.

Pero ello no ensombrece, decía, el éxito, ya consolidado desde hace años, de una denominación, no me cansaré de decirlo, líder en su variedad, que goza de fama y mercado en Castilla y León, en muchas regiones de España y allende nuestras fronteras. ¿Por qué? Primero, por la calidad indiscutible del producto y sus mejoras en las últimas añadas. Pero también por acertadas, sin ser agresivas, campañas de difusión y exportación, piano pianito, sin estridencias, sin mucha alharaca, sin matar moscas a cañonazos, aunque de todo haya habido en la viña del Señor.

No puedo ocultar mi satisfacción cuando estás lejos de Valladolid, pides un verdejo, y el profesional sabe lo que le pides, dispone de ello y te lo sabe servir. Lo encuentras en el centro de España; en el sur, que tiene mérito, y en el norte, donde no encuentras Riberas u otros caldos de nuestra tierra.

Es verdad que, en algunas zonas, hay que competir con variedades arraigadas, con marcas y denominaciones muy de la tierra, entiéndase, Ribeiros, Rías Bajas… Es el gallego, con sus cinco denominaciones de origen, un mercado difícil para Rueda, que nuestros vecinos son muy suyos, pero su penetración en el resto de regiones del norte es envidiable tras desterrar, aunque no sea imprescindible, la acepción blanco y convertir verdejo en sinónimo de Rueda y Rueda en sinónimo de ésta y otras variedades de calidad.

Está ya muy próxima la campaña de Navidad. Una nueva oportunidad para que Rueda renueve su licenciatura, haga un máster y se doctore cum laude, si es que no lo ha hecho ya.

Tags: 

Añadir nuevo comentario