Campo de cereal en Castilla y León
Imagen de Ángel Cuaresma
Publicado por Ángel Cuaresma

No descubro nada si cuento que la Agencia de Desarrollo Económico, conocida desde años en el mundo económico de Castilla y León por sus siglas ADE, es un organismo de largo recorrido. Nacida hace ya muchos años al amparo del boom de las competencias autonómicas, que en el caso de nuestra tierra, dicho sea de paso, fue aprovechado de manera mucho más positiva que en otras regiones, la ADE cumplió, y es de suponer que sigue cumpliendo, con un papel decisivo en el apoyo a proyectos empresariales de grande, mediano y pequeño calado.

En los años de la bonanza, cuando casi cualquier idea podía salir adelante, con dinero, eso sí, su labor de asesoramiento, apoyo y canalización de proyectos coincidió con las ganas (y las posibilidades, claro), de las empresas por embarcarse en aventuras, muchas de las cuales cruzaron fronteras y surcaron océanos.  Ya sé que el subconsciente me está traicionando y se me cuelan los tiempos verbales en pasado pero es que, ahora, la situación es la que es.

Con el correr de los años, y precisamente en los momentos de mayores dificultades para las empresas, siempre tan denostadas pero siempre tan necesarias,  las medidas de ahorro también obligaron a repensar la ADE, a fusionar las distintas  ades en lo que hoy es, manteniendo sus siglas iniciales, Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Emnresarial. No seré yo quien diga que el asunto empezaba a decaer pero,  sea o no así, lo cierto es que ADE Rural llega ahora para apoyar a los emprendedores (expresión que usamos en tono elogioso para enmascarar la más correcta de pequeño emrpesario) que quieran desarrollar su idea en nuestros pueblos.

¿Quién nos lo iba decir? Algo tan urbano como la ADE es, ahora, impulsado, rescatado, proyectado por algo tan rural como su propio nombre indica, con lo que se confirma lo que este humilde columnista (sí, sí, ya sé que ahora se dice bloguero pero tampoco es correcto) escribía en su primer artículo en Agronews: la nuestra es una región agrícola y ganadera y estas actividades y sus derivados son la clave de nuestro PIB.

No faltarán malvados que prefieran ver en el nacimiento de ADE Rural nuevas alianzas políticas en el seno de la formación que dirige los destinos de estos organismos. Pero esa no es la guerra, ni de los agricultores, ni de los ganaderos, ni de los empresarios que, sin duda, aunque no sea un camino de rosas, podrán sacar provecho de ADE Rural, sea cual sea el origen de la misma.

Añadir nuevo comentario