Agronews Castilla y León

El equipo al completo de Azucarera está haciendo un gran esfuerzo para adaptar su actividad y mantener su vocación de servicio a clientes y agricultores extremando, como no puede ser de otra manera, las recomendaciones marcadas por las autoridades frente al COVID-19. Para ello, ha acondicionado toda su actividad a las nuevas circunstancias con el objetivo de garantizar el suministro de azúcar al mercado español.

Lo servicios centrales de Madrid y Barcelona están completamente operativos. Azucarera lleva años adaptando sus sistemas internos a la digitalización lo que ha permitido el trabajo remoto, así como un plan de fábricas automatizadas y flexibles que son capaces de operar frente a cualquier circunstancia de manera inmediata.

La empresa continúa también con su actividad en la fábrica de La Bañeza (León) donde está aplicando un plan de medidas excepcionales para garantizar la recepción de remolacha, la molienda y el suministro siguiendo en todo momento las recomendaciones marcadas por las autoridades sanitarias.

En cuanto al resto de fábricas del norte, Toro (Zamora) y Miranda de Ebro (Burgos),  se encuentran funcionando con servicios mínimos.  Por su parte, el Centro de Envasados ubicado en Benavente está 100 por 100 operativo. Todos los centros mantienen el ritmo habitual de las expediciones.

En el sur, la fábrica de Jerez de la Frontera continúa con su actividad siguiendo, siempre, las instrucciones de las autoridades.

Azucarera ha recomendado a sus remolacheros, desde que se activó el estado de alarma en el país, que no acudan a las oficinas de cultivos de sus fábricas como medida preventiva y de contención ante la situación excepcional. Se recomienda el uso del teléfono móvil, el correo electrónico y el WhatsApp para que los agricultores puedan resolver cualquier duda referente a arranques, entregas en fábrica, semillas, contratación o asesoramiento agronómico. Todos estos servicios ya se estaban ofreciendo, pero ahora se convierten en vía óptima para contribuir a frenar la propagación del COVID-19.

En el norte, en el que las siembras se están produciendo, se aconseja, además, agilizar los pedidos de semilla, que Azucarera hará llegar al agricultor manteniendo siempre las medidas de seguridad oportunas. Y, aunque por el momento no se recogerán las muestras de suelo como medida de prevención, los agricultores podrán conocer las recomendaciones de abonado a través de mensajes en sus teléfonos móviles. Para evitar cualquier riesgo, Azucarera realizará, también, la contratación de remolacha por vía telefónica.

Sección: