Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • Confía en ganar superficie de remolacha este año en Castilla y León, si se garantiza una buena campaña de riego

Primero por falta de agua en la campaña de riego y, ahora, por exceso de lluvias, Azucarera seguirá esperando para abrir la segunda fase de la planta de La Bañeza (León) para molturar la remolacha de las 1.300 hectáreas que aún siguen sembradas. Una raíz que, según la directora agrícola de la compañía, Salomé Santos, ha ganado en peso en estos tres meses, pero cuya polarización sigue siendo una incógnita. Para Santos, la decisión de desdoblar la campaña en dos, con los costes que eso supone para la empresa es una buena prueba de que la apuesta por el “futuro” de la planta leonesa es “absoluta”,  una muestra, aseguró en el programa Es el Campo de Castilla y León de Es Radio, de que quieren “adaptarse a las necesidades de los agricultores, para que apuesten por el cultivo, para seguir en la senda del crecimiento”, no solo con esta industria leonesa, sino con “todas las del norte” de España.

Pendientes de la evolución de los embalses en los 31 días que restan hasta el inicio de la campaña de riego de este año, el equipo agrícola de  Azucarera “confía” en incrementar la superficie sembrada de remolacha que se moltura en sus fábricas. Asegura Santos que “si se resuelve el problema del agua, ya que hay zonas donde no está claro, sobre todo en la de Pisuerga, confiamos en crecer respecto al año pasado porque hay una mayor intención de siembra”. En cualquier caso, todo dependerá de las reservas de agua que haya y los riegos que se puedan garantizar con ellas, puesto que “sería una temeridad pedir al agricultor que siembre sin agua” y “no queremos que siembre sin esa garantía porque no obtendría los resultados que queremos que obtenga”. Hasta el momento, añade Salomé Santos, están viendo una evolución “positiva” en las contrataciones en estas últimas cuatro semanas, ya que a finales de enero y principios de febrero, el bajo nivel de los embalses no animaba a sembrar un cultivo que requiere una alta demanda de agua.

 

Sin fecha para la reapertura de La Bañeza

Descartado el inicio de la molturación el 6 de marzo, como se previó en un principio, la reapertura de La Bañeza dependerá de las lluvias que se anuncian para las próximas, al menos, dos semanas. Esperarán a que pasen los frentes que dejarán tanta agua y se vuelva a abrir una “ventana de buena climatología que garantice que los arranques se produzcan de forma óptima”. Es la primera vez que se divide la campaña en dos debido a que parte de la remolacha que se sembró en tiempo y forma no pudo recibir el agua necesaria -con parcelas sin regar desde mediados de agosto- y el resultado es una incógnita. Según Santos la raíz “ha mejorado en kilos y en polarización, habrá que verlo” porque es la “primera vez que sufre ese estrés hídrico” y no se conoce qué consecuencias puede tener en su contenido en azúcar.

 

La polémica en torno a Agroteo

La directora agrícola de Azucarera sale al paso de las críticas de las organizaciones agrarias sobre la creación de Agroteo (una sociedad formada en un 49% por socios remolacheros y en el 51% restante por Azucarera) y asegura que “existe desde hace muchos años,  pero que en el último año se ha abierto el accionariado a los agricultores que tengan interés en el proyecto”. Hasta hace un año había “solo 46 accionistas remolacheros y ahora se abre a todo el que quiera participar”. Cree que el revuelo es fruto de “esa apertura y del éxito que está teniendo, puesto que ya hay más de 600 agricultores que han comprado acciones” y eso, añade”, viene acompañado de “un impulso de los servicios que Agroteo ofrece”. El objetivo de Agroteo, resume es que “sea un colectivo que atienda las necesidades ofreciendo servicios al mejor coste y calidad posibles”.

Sección: 

Provincias: