Agronews Castilla y León

Responsables del control fitosanitario de importaciones de productos vegetales de China han realizado este miércoles una auditoría para supervisar el cumplimiento del protocolo de exportación de fruta de hueso desde España al país asiático, llevando a cabo inspecciones de cultivos en Extremadura y Murcia.

En concreto y por videoconferencia, se ha inspeccionado una parcela de cultivo de ciruela de la región, así como dos almacenes de recepción, selección, normalización, envasado y expedición de fruta, ubicados en ambas comunidades.

En estas ubicaciones, registradas específicamente para la campaña de exportación de 2020, se ha mostrado principalmente el sistema de gestión e inspección de plagas, así como la recolección, selección, envasado y conservación de melocotones y ciruelas.

En paralelo, las autoridades chinas han mostrado especial interés en las medidas de higiene adoptadas en Extremadura para garantizar la seguridad alimentaria y prevenir la infección por COVID-19.

EXTREMADURA PIONERA

En la sesión de auditoría participó un equipo técnico de aduanas de la ciudad comercial de Shenzhen, en el sureste de China; la Subdirección General de Acuerdos Sanitarios y Control de Fronteras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación; los Servicios de Sanidad Vegetal de Extremadura y Murcia; y empresas exportadoras de fruta de hueso a China de ambas autonomías.

La fruta de hueso es uno de los sectores agroalimentario con más importancia en la región que sigue abriendo canales de venta internacionales, y que una vez más apuesta por potenciar el comercio internacional, siendo en esta ocasión un sector pionero a nivel estatal en exportación de ciruela con destino a China, desde que se abriera el mercado con este país.