Rebeca Adalia - Agronews CyL

 

  • El IV Observatorio de ASEDAS revela que el 38% de los compradores realizan sus compras online a través de sus smartphone

 

  • La compra de productos frescos online no genera "suficiente" confianza entre los consumidores

 

 

La Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados ha presentado su IV Observatorio de ASEDAS, un informe que revela que el comercio online ha incorporado a su cartera de clientes un 3% más de consumidores debido al impacto que ha tenido en los consumidores la pandemia del Covid-19.

 

El Observatorio, que en la edición 2020 lleva el lema "Hacia la proximidad digital", fue creado en 2017 por ASEDAS y sus actividades se llevan a cabo en colaboración con las universidades Complutense y Autónoma de Madrid.

 

Este estudio manifiesta la "detección de los cambios y las nuevas tendencias en el comportamiento de los consumidores en la compra online de productos de consumo masivo aplicables a la gestión empresarial", según explica la directora en C.C. Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid, María Puelles.

 

En cuanto al comportamiento del consumidor español que usa el canal online para las compras alimentarias, el análisis manifiesta que la cantidad de personas que nunca ha realizado compras online ha disminuido "notablemente", en un 8,3%.

 

Este estudio también analiza el consumo según las características socio-demográficas. Siguen siendo "más habitual" que las mujeres se encarguen de hacer las compras con 65% frente al 35% de compradores que pertenecen al sexo masculino. Además, el perfil de esa mujer es de una media de 40 años de edad, con ingresos de entre 1.000 y 1.200 euros mensuales que convive con su pareja y ocasionalmente con otro miembro en el hogar. Por otro lado, "los datos demuestran que los son quienes tiene mayor tendencia hacer las compras online", explicó el director de Marketing (UCM) y profesor asociado (UAM), Gonzalo Moreno.

 

En cuanto al comportamiento, el estudio del IV Observatorio de ASEDAS manifiesta que las compras online requiere menor tiempo a los consumidores, entre 15 y 30 minutos, mientras que las compras en los establecimientos requieren al consumidor entre 30 y 45 minutos.

 

Entre los otros factores que animan a la compra online de productos de gran consumo destaca el hecho de que este canal se adapta muy bien a las circunstancias laborales de los consumidores. Además, existe un amplio grupo de consumidores que hacen la comprar online esporádicamente durante determinadas épocas del año, según especificó Puelles. Los colectivos que menos gastan por acto de compra son los colectivos que acuden al establecimiento aunque son los que más veces acuden a la tienda. Los datos revelan que los consumidores offline gastan una media de 3.151 euros frente a los consumidores web que desembolsan 3.399 euros, mientras que el consumidor mixto gasta 4.762 euros.

 

En cuanto al horario de compras online el estudio de ASEDAS revela que hay una gran diferencia en el consumo entre la era pre-Covid y la era In-Covid. Se ha incrementado el consumo de compra en el canal online con un 3% más de nuevos consumidores que nunca antes había utilizado este canal y además un 8% de la población encuestada ha creado entre sus hábitos de comprar la necesidad de realizar listas de productos.

 

El uso de dispositivos para realizar las compras también ha evolucionado según revela el estudio. "Un 38% de los consumidores utiliza su smartphone para realizar el consumo, dato que aumenta en un 8% respecto el año pasado y un 28% en 2017", especificó el director de Marketing (UCM).

 

 

El análisis de ASEDAS también revela los motivos por los que los consumidores offline rechazan las compras online. Entre ellos destacan el rechazo a la compra de productos frescos, la gestión de las devoluciones, la desconfianza ante los sistemas de pago y la calidad del producto. La confianza que generan los distribuidores físicos de alimentación es un factor determinante en el crecimiento del comercio online en este ámbito. De hecho, la preferencia por la enseña offline determina en los consumidores la elección por la tienda online debido a la seguridad que ésta les ofrece.

 

El IV Observatorio de ASEDAS revela cuáles son los motivos que tienen los consumidores para elegir una u otra web en sus experiencias de comprar. Los consumidores tiene que claro que lo que más les importa son los tiempos de entrega y el coste del ticket. Además, los compradores son más sensibles a la confianza en las compras que al precio de los productos. "Todos los supermercados que quieran realizar ventas en la web debe prestar especial atención a la manejabilidad y facilidad de navegación de su plataforma online", apuntó Moreno.

 

Para acabar con la presentación del estudio el director general de ASEDAS, Ignacio García, reconoció el esfuerzo asumido por las empresas ante la crisis de la pandemia e instó al comercio online a cumplir una "función social" como hacen los establecimientos físicos.

 

CARACTERÍSTICAS DE LA MUESTRA

El IV Observatorio de ASEDAS (Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados) ha medido las desviaciones de tendencia general causados por la crisis sanitaria del Covid-19. Para ello, han realizado dos tipos de oleadas: encuestas antes del coronavirus y después de la pandemia.

 

En total, este estudio recoge 4.092 encuestas, cifra que duplica las realizadas en los años anteriores. El ámbito en el que se ha realizado la muestra es nacional, con la apreciación de que se incluyen respuestas de encuestados residentes en el extranjero.

 

Por último, la muestra realizada por ASEDAS ha sido estructurada en tres grupos de consumidores; los compradores offline (solo hacen la compra en el establecimiento), online (realizan sus compras a través de la red) y mixtos (consumidores online y offline).

 

ASEDAS

Asedas, fundada hace 21 años, es la primera organización empresarial española de distribución alimentaria, con 19.250 tiendas que representan casi un 70 % de la superficie comercial de alimentación (diez millones de metros cuadrados), dan empleo a 260.000 trabajadores y facturan anualmente 53.000 millones de euros.

 

 

 

Sección: