Agronews Castilla y León
  • El consumo de alimentos ‘bio’ en Europa está al alza: si bien en Europa el consumo medio anual por persona es de 84 euros, en el estado es de 68,91 euros por persona, aunque en los últimos años alcanza ya hasta un 40 % de hogares.

Según datos de la Unión Europea, para el año 2030 entre un 15% y un 18% de los cultivos agrícolas producidos en el territorio comunitario serán ecológicos. Con el fin de impulsar la producción de estos productos, la Comisión Europea presentó el pasado abril el Plan de Acción Europeo para la Agricultura Ecológica 2021-2027, un documento que aporta una serie de herramientas para alcanzar el 25% de los cultivos y que tiene como objetivo último aumentar paulatinamente la contribución de la agricultura ecológica a la sostenibilidad ambiental.

En Euskadi la producción ecológica ha experimentado hasta la fecha un desarrollo más limitado en comparación con otras regiones europeas, por lo que planes como el Plan para el Fomento de la Producción Ecológica (FOPE), impulsado por el Gobierno Vasco y dinamizado por NEIKER y Consejo de Agricultura y Alimentación Ecológica de Euskadi (Ekolurra), son indispensables para incentivar la producción ecológica en el País Vasco y atender a la creciente demanda de la sociedad por productos ecológicos. Fruto del esfuerzo de productores y de las instituciones, los cultivos ecológicos van sumando paulatinamente más hectáreas de tierra en Euskadi.

En este contexto, nuestras parcelas de Arkaute se convirtieron ayer, por segunda ocasión durante 2021, en un escaparate para observar el presente y futuro de la agricultura ecológica. Los principales actores del sector agrícola tuvieron la oportunidad de reunirse en las instalaciones del centro para realizar la tradicional visita oficial a las parcelas en las que realizarán ensayos experimentales de cultivos ecológicos enmarcados en nuestro trabajo dinamizador de FOPE.

Tal y como explicó ayer durante el evento Amaia Ortiz Barredo, responsable del Departamento de Producción y Protección Vegetal e investigadora de NEIKER, el consumo de alimentos de cultivo ecológico es una realidad que está al alza en Europa. En concreto, “la media europea de consumo de alimentos ‘bio’ es de 84 euros por persona. Aunque en el estado el consumo es menor en la actualidad, ya que se sitúa en 68,91 euros por persona, su crecimiento es tal que algunos estudios recientes aseguran que estos productos se consumen ya en casi la mitad de los hogares, aproximadamente en un 40%”, recalcó. De ahí la actividad que NEIKER realiza en agricultura ecológica, a demanda del sector productor, para resolver incertidumbres en el manejo de los cultivos y seleccionar nuevas alternativas.

Los asistentes a la visita de los campos de cultivo pudieron conocer junto a Roberto Ruiz de Arcaute, investigador de NEIKER y experto en agricultura ecológica, el trabajo del centro tecnológico en la transición hacia un cultivo ecológico con el fin de que agricultores y agricultoras puedan aplicar las técnicas en sus terrenos. Durante la visita, destacó la presencia de Jorge Garbisu, director del área de Agricultura y Ganadería del Gobierno Vasco.

El acto sirvió para exponer los últimos desarrollos de los ensayos de NEIKER con cultivos de verano, los resultados de los ensayos de las campañas anteriores, así como las propuestas para futuros ensayos. Amaia Ortiz fue la encargada de contextualizar los trabajos realizados por el centro tecnológico en el ámbito de la producción ecológica dentro del Plan FOPE.

En concreto, Ortiz expuso las líneas de investigación de NEIKER en producción ecológica vegetal, e hizo hincapié una agricultura ecológica basada en datos científicos. Entre los ensayos presentados por Ortiz, se encontraban cultivos de trigos y otros cereales, forrajes y hortícolas en los que trabajamos actualmente; así como nuestras experiencias con los acolchados de papel -alternativa a la problemática de los residuos plásticos- y en el desarrollo de nuevos cultivos como quinoa, trigo sarraceno o crotalaria.

“Nuestro trabajo pone el foco en los cultivos extensivos -que es la parte de la agricultura ecológica menos desarrollada- y todos aquellos cultivos extensivos base de la alimentación animal para la ganadería ecológica. Además, el incremento del consumo de cultivos hortícolas ha abierto nuevas iniciativas y oportunidades promovidas por el sector”, explicó Ortiz durante su intervención.

Después tuvo lugar la visita oficial a los campos experimentales ecológicos que disponemos en la finca de Arkaute: un total de nueve hectáreas en donde se realizan desde ensayos de variedades de soja para consumo humano o de trigo sarraceno, hasta investigación de nuevos productos de fertilización, entre otros.

“Estos ensayos son esenciales para cumplir con los principales retos de FOPE: ayudar al sector agrícola a incrementar la producción ecológica, desarrollar la cadena de transformación y comercialización, y reforzar al mismo tiempo la demanda de producto ecológico local”, subrayó Roberto Ruiz de Arcaute.

Estas jornadas de puertas abiertas para la muestra de ensayos, celebradas dos veces al año, están enmarcadas en el Plan para el Fomento de la Producción Ecológica (FOPE) y sirven también como oportunidad de networking entre los diferentes actores de la industria.

El objetivo general de este plan, que se puso en marcha en 2014, es el incremento de la producción ecológica y el desarrollo de la cadena de transformación y comercialización asociada. Asimismo, el incremento de número de operadores, transformadores y el consumo local, junto con el aumento de la superficie y de la rentabilidad de la producción ecológica son algunas de las metas a conseguir a medio y largo plazo.

En este sentido, según cifras del Consejo, entre 2014 y 2020, el número de operadores que han realizado la conversión hacia la agricultura ecológica ha pasado de 434 a 658, mientras que la superficie agraria útil casi se ha triplicado, siendo la producción ecológica actualmente un 4,3% de la superficie total agrícola de Euskadi.

Además, el año pasado la superficie inscrita en agricultura ecológica en Euskadi alcanzó las 6.789 hectáreas, es decir, 3.915 hectáreas más que en 2014. En cuanto al tipo de cultivo, según explican fuentes del Consejo, destacan el crecimiento de la superficie destinada a cereal, pastos y forraje, así como los cultivos de vid y frutales, que en los últimos 5 años prácticamente se han duplicado.

Sección: