Agronews Castilla y León

 

  • La reciente sentencia del TJUE sobre el periodo para reclamar en casos de reclamaciones de daños derivados de cárteles, afecta positivamente a los miles de ganaderos afectados por el Cártel de la Leche que no iniciaron su proceso de reclamación entre julio de 2019 y septiembre de 2020

  • Dos asociaciones de empresas lácteas (AELGA y GIL), y las principales industrias lácteas que operan en España (PASCUAL, CAPSA que actúa bajo la marca CENTRAL LECHERA ASTURIANA, DANONE, PULEVA, LACTALIS, NESTLÉ, CELEGA, y, SCHREIBER), fueron sancionadas en julio de 2019 con 80,6 millones de euros por prácticas anticompetitivas entre 2000 y 2013

Castilla y León es una de las regiones que más leche produce no solo en España sino en Europa. Los miles de ganaderos de la zona han sido, a lo largo de estos últimos años, uno de los colectivos más afectados por el Cártel de la Leche, sancionado por la CNMC en julio de 2019 por prácticas anticompetitivas entre 2000 y 2013. Ahora, un reciente pronunciamiento del TJUE sobre el plazo de prescripción para presentar reclamaciones de daños en casos de cárteles, como el de la leche, permitirá a miles de ganaderos castellanos iniciar su proceso de reclamación frente a las empresas lácteas sancionadas.

Los ganaderos productores de leche que vendieron leche en los años del Cártel de la Leche sufrieron un impacto en el precio de la leche debido a los acuerdos ilegales sancionados por la CNMC entre las principales centrales de compra de leche cruda de vaca. De esta manera, dichas empresas obtuvieron más beneficio en perjuicio de los ganaderos de toda España, en concreto a aquellos de Castilla y León.

Tras esta reciente sentencia del TJUE, el plazo para iniciar reclamaciones de daños se amplía a cinco años, siendo este el motivo por el cual miles de ganaderos de Castilla y León puedan reclamar los perjuicios sufridos por las prácticas anticompetitivas de las compañías lácteas durante 14 años de cártel.

Indemnizaciones de más de 200 millones

Según los datos de ESKARIAM, empresa de servicios jurídicos especializada en reclamaciones de daños y grandes litigios que lidera esta reclamación en número de clientes, “en 2020, más de medio millar de ganaderos de Castilla y León confiaron sus reclamaciones a nuestro equipo. Tras el análisis de toda la documentación por parte de nuestros peritos, sus indemnizaciones estimadas ascenderían a más de 200 millones de euros”.

En este sentido, el COO de ESKARIAM, Juan Álvarez, explica que “el TJUE abre con esta sentencia la puerta a miles de ganaderos afectados que no ejercieron su derecho a reclamar, y que ahora pueden sumarse a esta reclamación colectiva. De hecho, en estos días tras la ampliación del plazo, muchos ganaderos de Castilla y León y del resto de España nos han contactado ya para informarse sobre cómo iniciar sus trámites para reclamar a la industria láctea. Por lo que el valor de la reclamación en Castilla y León, estimamos, podría aumentar”.

 

Sección: