Agronews Castilla y León

El Gobierno de Asturias ha comunicado al director del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), Miguel Ángel Riesgo, su intención de modificar en 2018 los requisitos para el cobro del denominado pago verde (greening) de la Política Agrícola Común (PAC), de tal forma que los ganaderos asturianos puedan sembrar el maíz a partir del 1 de mayo, para facilitar así este cultivo. Los ganaderos reciben anualmente trece millones en ayudas del pago verde de la PAC.

Actualmente, el periodo de verificación del número de cultivos y el cálculo de sus correspondientes porcentajes es del 1 de enero al 15 de mayo. Para el año 2018 y posteriores, esta fase irá desde el 1 de enero hasta el 1 de mayo, por lo que la siembra del maíz se adelantará quince días respecto a años anteriores, lo que permitirá ajustar mejor los tiempos de siembra a los ciclos vegetativos.

Este cambio supondrá que las explotaciones ganaderas, con más de diez hectáreas de superficie cultivable declarada, puedan adelantar en ese tiempo la siembra del maíz y seguir cumpliendo con los requisitos de diversificación de cultivos para el pago verde, sembrando raygrass como cultivo principal, por ser el que más tiempo está en el terreno.

Los requisitos para que los ganaderos y agricultores cobren el pago verde son la diversificación de cultivos, el mantenimiento de los pastos permanentes y que cuenten con superficies de interés ecológico.

En Asturias es una práctica muy habitual tener un cultivo de raygrass entre noviembre y mayo, y una segunda plantación, de maíz, entre mayo y noviembre. Al ser considerado el raygrass un cultivo herbáceo, implica que más del 99% de las solicitudes de ayudas del pago verde en la región, están exentas de cumplir con las prácticas de greening.

Sección: