Agronews Castilla y León

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, ha manifestado recientemente que su departamento trabaja en la elaboración de la nueva normativa de purines para 2019, en la que se propondrá excluir una superficie similar a la del año pasado, alrededor del 90% de la que se declara a la Política Agrícola Común (PAC). Esta medida permitirá que se siga aplicando el estiércol de la misma manera que hasta ahora.

La resolución establecerá las excepciones a la normativa del Ministerio de Agricultura, publicada el pasado día 9, sobre la aplicación de purines por parte de los ganaderos y agricultores que reciben ayudas de la PAC.

Álvarez ha indicado que la situación actual es similar a la del año pasado, ya que el real decreto sigue prohibiendo el empleo de determinados sistemas en la aplicación de purín por las mismas razones y con idéntico propósito; es decir, para cumplir la exigencia comunitaria de reducción de emisiones de amoniaco a la atmósfera.

La consejera ha precisado que el primer borrador de la normativa que dejó preparado el Gobierno de Rajoy era mucho más restrictivo que el publicado por el actual Ejecutivo, ya que prohibía el uso de platos, abanicos y cañones de forma general y, además, impedía a las comunidades establecer excepciones si la pendiente del terreno superaba el 20%. “La normativa que proponía la exministra Tejerina tenía un impacto brutal en Asturias, porque afectaba al 93,95% de los perceptores de fondos de la PAC”, ha puntualizado.

La titular de Desarrollo Rural ha informado de que solicitó al actual ministro de Agricultura, Luis Planas, la eliminación de la restricción. “Ahora el Gobierno permite que las comunidades con orografía complicada puedan establecer excepciones mediante resoluciones y ese es, precisamente, el caso de Asturias, donde el 90% de los concejos está declarado zona de montaña”, ha subrayado.

Además, ha recordado que la nueva normativa afecta a los agricultores y ganaderos que reciben ayudas de la PAC “vinculadas a compromisos medioambientales” y que purines y estiércoles sólidos podrán seguir utilizándose. “Lo único que cambia es la técnica de aplicación de estos abonos para aquellos casos que no se excepcionen”, ha explicado.

También ha enviado un “mensaje de tranquilidad” a los ganaderos y agricultores. “Aunque hay quien se dedica a sembrar la alarma entre ellos, en la práctica no van a experimentar cambios respecto a la situación de este año”, ha asegurado.

Tags: 

Sección: