Agronews Castilla y León

 

Reducir la huella de carbono en un 15% en 10 años es el objetivo del proyecto Life Beef Carbon en el participa la Asociación Española de Productores de Vacuno de Carne (Asoprovac) junto con asociaciones de Francia, Italia e Irlanda, y que ha presentado en una jornada técnica celebrada el 26 y 27 de septiembre en el marco de la Feria Agraria de Sant Miquel en Lleida. En la misma, Asoprovac ha dado a conocer el proyecto 'ADAPTAVAC', que consiste en la elaboración de un estudio para la adaptación al cambio climático del sector del vacuno de carne, y que ejecutará con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Transición Ecológica, y que permitirá empezar a generar mucha bibliografía sobre este importante sector ganadero para poder empezar a actuar contra el cambio climático con un comité de expertos.

 

La jornada, con el título 'Life Beef Carbon', la ha abierto el día 26 el presidente de Asoprovac Cataluña, Ricard Godia, quien ha manifestado que "este sector ha querido poner su granito de arena en cuanto a reducir las emisiones de CO2, y lo que se ha demostrado es que estas pueden reducirse sin afectar esto a la productividad de las explotaciones". Para añadir que "cuando más eficiente eres, menos gases produces". Además, "con poco esfuerzo se puede mejorar el tema de las emisiones de una  forma considerable".

 

Por su parte, la gerente de Asoprovac Nacional, Matilde Moro, ha destacado que en el proyecto Life Beef Carbon están participando 2.000 granjas en total, entre las que cuentan con 170 calificadas de innovadoras (15 de las cuales de España). Asimismo, ha señalado que "los primeros resultados provisionales están dando unas reducciones de emisiones entre un 7 y un 14%, aunque todavía faltan recoger muchos datos". Moro ha subrayado que ha quedado claro que "un mejor manejo, una mejor gestión y una dieta equilibrada del ganado ayudan a reducir las emisiones, de un sector que sólo genera un 5% de los gases de efecto invernadero cifra que queda bastante lejos de la otros sectores".

 

La técnica de Asoprovac Nacional, Paula Martínez, ha comentado que los principales gases emitidos por el vacuno de carne son el metano y el ácido nitroso, y que esta emisión se suele producir durante la fase rumiante o de digestión de los alimentos. Por ello, una alimentación más ligera puede favorecer esta reducción, sobre todo la basada en cereales y paja. Además, hay otros aspectos a tener en cuenta como la gestión de los estiércoles al abonar los campos, las emisiones de gases durante los pastos o las medidas sanitarias adoptadas en la propia explotación.

Martínez ha expuesto varios ejemplos que se están llevando a cabo para reducir las emisiones tanto en explotaciones de engorde de terneros como de vacas nodrizas.

 

También han intervenido en la jornada una representante de AgroBank, que ha destacado la importancia del sector del vacuno de carne y que proyectos como estos "van en la línea de nuestros objetivos de desarrollo sostenible", y la jefa del Servicio de la subdirección general de Productos Ganaderos del MAPA, Nieves Ansón, que ha hablado de la Ordenación Zootécnica Sanitaria del Vacuno, en la que están trabajando, y sobre las medidas a favor del medio ambiente y el clima que incluirá la nueva PAC.

 

Antes de cerrar la jornada en la Feria Agraria de Sant Miquel, Matilde Moro ha afirmado que el Life Beef Carbon "ofrece sostenibilidad ambiental y social, aunque no se sostienen sin la sostenibilidad económica". Al mismo tiempo, Ricard Godia ha reivindicado que "somos un sector muy activo, como ha quedado demostrado, con ganas de mejorar día a día".

 

Para completar la jornada, el viernes 27 se ha visitado una de las 15 granjas innovadoras del proyecto, situada en el término municipal de Alcarràs (Lleida), donde se han podido ver 'in situ' las medidas que está aplicando Asoprovac para reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Tags: 

Sección: